Comunicado de Prensa

El encarcelamiento de cientos de periodistas se convierte en la norma, constata análisis del CPJ

Turquía, China y Egipto son responsables del encarcelamiento de más de la mitad de todos los periodistas

Nueva York, 13 de diciembre de 2018--Por tercer año consecutivo, como mínimo 251 periodistas están encarcelados por su labor informativa, dado que los regímenes autoritarios cada vez más utilizan el encarcelamiento para acallar las voces disidentes, constató el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Al 1 de diciembre de 2018, el CPJ había verificado la presencia de 251 periodistas en las cárceles por su labor informativa. China, Egipto y Arabia Saudita encarcelaron a una cantidad mayor de comunicadores que el año pasado, a medida que recrudecían la represión contra los periodistas locales, y Turquía se mantuvo como el líder mundial en el encarcelamiento de periodistas por tercer año consecutivo, con por lo menos 68 periodistas presos.

En un contexto de auge mundial de la retórica contra la prensa, la relación de casos del CPJ constató que el 70 % de los periodistas encarcelados se encontraban presos por acusaciones de cometer delitos contra el Estado y que 28 habían sido acusados de difundir "noticias falsas" --esta última cifra ha aumentado desde nueve en 2016--. La política es el tema informativo más peligroso para los periodistas, seguida de los derechos humanos. La cifra de mujeres periodistas que se encuentran en prisión aumentó, hasta alcanzar un total de 33 a escala global, entre ellas cuatro en Arabia Saudita que escribían sobre los derechos de la mujer. El aumento de la cifra total de periodistas presos en China este año es el resultado en parte la persecución de las autoridades chinas contra la minoría étnica uigur.

"La terrible ofensiva global contra los periodistas que se ha intensificado en los últimos años no da señales de disminuir. Es inaceptable que alrededor del mundo 251 estén en prisión sencillamente por informar a la sociedad", declaró Joel Simon, director ejecutivo del CPJ. "El mayor costo lo sufren todos aquellos que se preocupan por la circulación de las noticias y la información. No se puede permitir que los tiranos que emplean el encarcelamiento para imponer la censura actúen impunemente".

La relación de periodistas presos solamente incluye a los periodistas encarcelados por las autoridades gubernamentales y excluye a los que han desaparecido o permanecen en cautiverio en poder de actores no estatales. Casos como los de varios periodistas cautivos de los rebeldes hutís en el Yemen y el de un periodista ucraniano cautivo de los separatistas prorrusos en Ucrania se clasifican como "desaparecidos" o "secuestrados".

En Estados Unidos, ningún periodista se encontraba preso por su trabajo al 1 de diciembre, aunque en los últimos 18 meses el CPJ ha documentado o prestado asistencia [US Blog link TK] en los casos de por lo menos siete periodistas extranjeros que estuvieron en detención prolongada a manos del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (U.S. Immigration and Customs Enforcement, ICE) luego de haber huido de amenazas en sus países de origen.

La relación de casos del CPJ refleja el total de periodistas encarcelados al 1 de diciembre de 2018 a las 12:01 a.m., y no incluye a los numerosos periodistas que han sido encarcelados y liberados a lo largo del año. Conozca más sobre nuestra metodología.

El informe del CPJ está disponible en árabe, chino, inglés, francés, portugués, ruso, español y turco.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo