Ataques a la Prensa   |   Cuba

Ataques a la prensa en el 2008: Cuba

Cinco años después de la represión masiva del gobierno contra la prensa independiente, 21 periodistas permanecían encarcelados en condiciones inhumanas mientras Cuba conservaba su nefasta distinción como el segundo país en el mundo con mayor cantidad de periodistas presos. Solo China tiene encarcelados a más reporteros. Dos periodistas cubanos fueron liberados y se exiliaron durante el año, pero el hostigamiento en contra de reporteros independientes y de sus familias siguió al mismo ritmo. A pesar de la incesante represión, una nueva generación de bloggers criticó abiertamente a las autoridades, ofreciendo alguna promesa de que la libertad de expresión pueda encontrar su lugar.

En marzo de 2003, el gobierno cubano emprendió una ofensiva contra 29 periodistas, los condenó mediante juicios a puertas cerradas y los sentenció a penas de prisión de hasta 27 años. Para marcar el quinto aniversario del encarcelamiento de los periodistas, el CPJ difundió un informe especial, titulado "La larga primavera negra de Cuba", que describió la terrible situación para los periodistas encarcelados y sus familias. Los periodistas fueron encerrados a cientos de kilómetros de sus hogares y se les proporcionó alimentación y asistencia de salud deficientes, según reveló el CPJ. Sus familias han sido vigiladas de modo permanente e incluidas en una lista negra que les impedía acceder a puestos de trabajo en el gobierno -la única tarea disponible ya que el estado es el único empleador. Laura Pollán, activista de derechos humanos y esposa del periodista independiente preso Héctor Maseda Gutiérrez, señaló al CPJ que agentes de la seguridad del estado habían establecido dos puestos de control permanentes en la calle frente a su casa. Pollán afirmó que su teléfono había sido intervenido; que se habían instalado micrófonos ocultos en su hogar y que habían interceptado su cuenta privada de correo electrónico. El CPJ honró a Maseda Gutiérrez, 65, el periodista preso de mayor edad, con un Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2008.

El informe del CPJ detalla como el gobierno cubano ha ido liberando a periodistas y disidentes en forma esporádica desde la represión de 2003 a cambio de concesiones internacionales. Desde que asumió en 2004, el Primer Ministro español José Luis Rodríguez Zapatero ha actuado como mediador entre la Unión Europea y el gobierno de Castro. En febrero, poco después de que España anunciara la reanudación de programas de cooperación con Cuba, el Ministro español de Relaciones Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, anunció la liberación de cuatro prisioneros, incluyendo a los periodistas independientes José Gabriel Ramón Castillo y Alejandro González Raga. Ambos reporteros, quienes de inmediato se exiliaron en España junto a sus familias, habían sido detenidos en 2003.

Durante las reuniones en junio del Consejo de la Unión Europea en Bruselas, la UE acordó suspender las sanciones de 2003 que prohibían las visitas de funcionarios cubanos de primer nivel a países de la Unión Europea. La UE afirmó que el bloque está preparado para reanudar un diálogo abierto con las autoridades cubanas sobre "todos los temas de interés mutuo", siempre que Cuba mejore su historial en materia de derechos humanos. El CPJ envió una carta al Comisionado de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, instando a la UE a que asegure que el gobierno del Presidente Raúl Castro mejore la situación de los derechos humanos liberando de inmediato a todos los periodistas encarcelados y garantizando la libertad de expresión para todos los cubanos.

Castro, de 76 años, quien había asumido en 2006 en reemplazo de su convaleciente hermano mayor, Fidel, fue oficialmente designado como presidente el 24 de febrero. Cuatro días después de la sucesión, el canciller, Felipe Pérez Roque firmó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que brinda "el derecho a la libertad de expresión" y otros derechos humanos fundamentales, junto con el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Pero el ministro afirmó que el gobierno cubano presentaría interpretaciones y reservas con respecto a determinadas cláusulas. Pérez Roque no especificó qué reservas ni dijo cuándo serían reveladas. La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba no había ratificado los tratados hacia fines de año.

Con Raúl Castro como presidente, el gobierno emprendió significativas reformas económicas, agrarias y administrativas. En mayo, el estado autorizó la venta de productos electrónicos como, por ejemplo, computadoras, reproductores de DVD y teléfonos celulares, según informes de prensa internacionales. Anteriormente, solamente los extranjeros y las empresas estaban autorizados a comprar computadoras. Pero la autorización para ser dueño de artículos electrónicos tuvo un impacto limitado, explicó Oscar Espinosa Chepe, un periodista independiente quien estuvo en prisión y fue liberado bajo una licencia extrapenal por razones de salud en 2004. Para los cubanos, que ganan en promedio 480 pesos (20 dólares estadounidenses) por mes, comprar un teléfono celular o una computadora es rara vez posible, declaró. "Y entonces," se preguntaba Manuel Vázquez Portal, periodista exiliado en Miami quien recibió el premio del CPJ en 2003, ¿"qué puede hacer la gente con las computadoras si el gobierno restringe el acceso a Internet"?

Solamente los funcionarios oficiales y la gente con estrechos vínculos dentro del Partido Comunista poseen acceso personal a la Web, relataron periodistas cubanos al CPJ. Internet está también disponible para estudiantes en laboratorios de computación de acceso restringido; para turistas en los hoteles y para otros cubanos en cafés equipados con Internet. Las conexiones y contraseñas ilegales se consiguen en el mercado negro por un precio muy alto, según la investigación del CPJ.

A pesar de las limitaciones, un incipiente grupo de bloggers cubanos pareció estar deslizándose más allá de las estrictas regulaciones de acceso a Internet impuestas por el régimen y está logrando enviar información desde la isla subiéndola a la Web. El grupo de bloggers, conformado principalmente por gente joven y periodistas profesionales, realizan crónicas de la vida cotidiana en Cuba. Algunos escribieron con nombre de autor, otros usando pseudónimos. Casi todos fueron críticos de las autoridades cubanas.

Yoani Sánchez, de 33 años, fue quien alcanzó mayor reconocimiento. El blog de Sánchez, Generación Y, registró sus observaciones sobre temas tales como la devastación provocada por los huracanes de 2008, arrestos motivados por razones políticas y escasez de alimentos. Sánchez escribe desde su pequeño apartamento en La Habana. Sube sus archivos en cafés de Internet o, cuando le resulta difícil acceder a la red, se los dicta por teléfono a sus amigos que viven en el exterior, según informes de prensa y entrevistas del CPJ. Sánchez le relató al CPJ que el blog era su manera de "ir contra el sistema". El sistema fue contra ella prohibiéndole abandonar la isla. Según una información aparecida el 7 de mayo en su blog, las autoridades confiscaron el pasaporte de Sánchez sin ninguna explicación.

Generación Y pertenece al servidor Desde Cuba con sede en el exterior junto con otros siete blogs. El portal es descrito como un lugar en donde "periodistas ciudadanos" pueden expresar "opiniones que no tienen espacio en los medios cubanos oficiales o en ninguna otra publicación que esté condicionada por requerimientos políticos". A medida que los lectores dejan sus comentarios en el blog, el portal se ha convertido en un nuevo foro, aunque limitado, para el debate de los problemas cubanos.

La mayoría de los blogs no parecían estar totalmente bloqueados en la isla, afirmó Espinosa Chepe, quien pudo acceder a los mismos ocasionalmente desde La Habana. Sin embargo, fue imposible acceder a Generación Y en una cantidad de oportunidades, según informó Sánchez en su blog.


ÍNDICE

PrológoIntroducciónArgentinaBolivia
ColombiaBrasilCubaEcuador
GuatemalaMéxicoEstados Unidos Venezuela 


Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo