Aviso de Seguridad, Venezuela

Venezuela - página de seguridad del país

También está disponible en English

Un manifestante en Caracas, el 14 de julio de 2017. (AP/Ariana Cubillos)

A medida que la situación política de Venezuela continúa deteriorándose, los periodistas que han cubierto protestas han sido objeto de acoso, ataques y detenciones de manera sistemática. Con el fin de ofrecerles información concreta sobre seguridad a los periodistas locales e internacionales que informan sobre la inestabilidad, el Equipo de Respuesta a Emergencias del CPJ divulgará actualizaciones periódicas sobre la situación política, las protestas y el panorama para los periodistas que están en el terreno. Esta información se actualizará semanalmente.

Para obtener información sobre cómo los periodistas deben protegerse, consulte la Aviso de seguridad del CPJ para Venezuela.

Contexto político

Los partidarios de la oposición venezolana han protestado contra el Gobierno del mandatario Nicolás Maduro desde finales de marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia venezolano dictó una sentencia que despojaba de las funciones legislativas a la Asamblea Nacional, dominada por la oposición. Esta ola de manifestaciones antigubernamentales, la más prolongada desde 2014, se ha caracterizado por la violencia en muchas zonas del país. Al 13 de junio, la Fiscalía General había anunciado que el saldo de víctimas mortales por las protestas ascendía a 67 personas, mientras que el sitio noticioso Runrun.es había documentado un total de 86 muertes.

Las dos partes principales involucradas en el actual conflicto son el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), liderado por el presidente Maduro, quien ha intentado mantener el movimiento de la populista Revolución Bolivariana de su antecesor, Hugo Chávez. El otro es la Mesa de Unidad Democrática (MUD), una coalición de partidos políticos opositores. Si bien la oposición política venezolana históricamente ha mostrado divisiones, la sentencia dictada en marzo por el Tribunal Supremo de Justicia motivó a las dispares facciones de la MUD a coordinar la oposición colectiva a Maduro. La MUD cuenta con varios líderes, entre ellos Henrique Capriles, gobernador del norteño estado de Miranda y candidato presidencial; Leopoldo López, político encarcelado; y el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges.

A pesar de la continua oposición, el Gobierno de Maduro sigue adelante con el plan de convocar a una Asamblea Constituyente para modificar la Constitución. Los líderes opositores han denominado a este plan una usurpación de poder y un intento de interferir con las elecciones locales y nacionales que anteriormente se habían fijado para 2017 y 2018, respectivamente, según despachos noticiosos. En la actualidad no está claro cuándo se realizarían estas elecciones.

Las protestas
En un comienzo las manifestaciones eran organizadas por la MUD y activistas afiliados. Pero a medida que las protestas han continuado, los actos más recientes han sido patrocinados por un grupo cada vez más diverso de organizadores, entre ellos grupos estudiantiles, maestros y otras organizaciones de civiles.

Las marchas normalmente comienzan en un punto de encuentro predeterminado donde los manifestantes se reúnen durante dos o tres horas. A continuación, ellos avanzan hacia puntos de la ciudad donde se ubican las sedes de los ministerios de Gobierno.

En Caracas, la capital, las protestas tienen muchas opciones de ruta distintas. Las fuerzas de seguridad generalmente las detienen luego de que éstas han avanzado una corta distancia, y el Gobierno nacional ha anunciado que no se permitirá a las marchas ingresar al Municipio Libertador, el centro de la ciudad. La Policía y la Guardia Nacional colocan barreras, vehículos blindados equipados para disparar granadas lacrimógenas, filas de policías y efectivos militares, y vehículos con cañones de agua.

En todo el país, las fuerzas de seguridad gubernamentales, entre ellas la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y la policía estatal, han empleado gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a las muchedumbres. Cientos de personas han resultado heridas y arrestadas.

Por otro lado, los funcionarios de Aduanas han prohibido la importación de artículos de protección utilizados tanto por los periodistas como por los manifestantes, como por ejemplo los cascos, las máscaras antigás y los chalecos antibala, según versiones noticiosas. La misma prohibición también ha bloqueado la importación de suministros de primeros auxilios y productos utilizados por los manifestantes para protegerse, como los antiácidos, las gotas oftálmicas y las camillas.

En las mayores ciudades de Venezuela, grupos belicosos de ambos bandos también están presentes en las manifestaciones o en puntos de conflicto. Muchos de ellos están armados con diferentes tipos de armas, y representan una amenaza potencial para los periodistas. Estos grupos incluyen a los grupos armados oficialistas conocidos como colectivos, que a veces funcionan como apoyo de las fuerzas de seguridad y a veces actúan por cuenta propia, y las barricadas de manifestantes, conocidas como guarimbas, que con mayor frecuencia aparecen a lo largo de vías de tránsito importantes y en vecindarios que favorecen a la oposición.

Miembros de un 'colectivo', un grupo armado progubernamental, agreden a Leonardo Rodríguez (centro), un reportero gráfico con el diario El Nacional, mientras cubría a una manifestación de estudiantes en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas, el 3 de abril de 2014. (AFP/Federico Parra)

Los colectivos mantienen una presencia significativa en las sedes de las protestas. Principalmente consisten en antiguos miembros de las fuerzas policiales, militares y del servicio de seguridad. Sus miembros habitualmente visten de civiles, aunque algunos llevan chalecos negros y máscaras. Por lo general portan armas cortas, aunque se ha visto a algunos de ellos con fusiles y ametralladoras. Los miembros de los colectivos suelen viajar en pareja montados en motocicletas.

Los miembros de los colectivos han disparado directamente contra las protestas y presuntamente son responsables de la muerte de varios manifestantes, según versiones periodísticas. Ellos también han amenazado, agredido físicamente y robado a periodistas.

Manifestantes descargan tarimas de madera de un camión al que obligaron a parar en una autopista en Caracas, el 22 de mayo de 2017. (AP/Fernando Llano)

Las guarimbas, o barricadas de manifestantes, que habían aparecido por primera vez durante las protestas del 2014, por lo general son defendidas por estudiantes universitarios o de secundaria, conocidos como guarimberos. Las barricadas están hechas de materiales que van desde bolsas de basura hasta troncos de árbol y autos robados, como camiones o autobuses, los cuales los guarimberos a veces incendian. Informaciones locales indican que algunas guarimbas de Caracas han incluido a pandillas que han extorsionado a los conductores y les han recolectado dinero a la fuerza a los transeúntes. También se ha informado de que estos grupos utilizan la violencia.

Los siguientes lugares han sido escenario de la mayoría de las protestas y los incidentes de violencia documentados. Los periodistas deben tomar precauciones adicionales cuando informen desde ellos:

  • Caracas: Chacao, Autopista Francisco Fajardo, Las Mercedes, El Rosal, El Paraíso, San Bernardino, Santa Fe, El Valle, La Vega
  • Valencia: Avenida Bolívar de Valencia, Distribuidor El Trigal, Sector Mañongo, Urbanización Isabélica de Valencia, Flor Amarillo, Naguanagua, San Diego
  • Maracay: Avenida Las Delicias, Avenida Fuerza Aérea, El Limón
  • Barquisimeto: El Cardenalito, Los Cardones, Fundalara, Avenida Los Leones, Urbanización Santa Elena, Distribuidora Santa Rosa, Sector Cabudare (Urb. La Hacienda, Villa Roca, Hondo), Universidad Fermín Toro, Avenida Libertador, Av. Florencio Jiménez (Urbina)
  • Maracaibo: El Milagro, 5 de Julio, Amparo, La Pomona
  • San Cristóbal
  • Mérida

El panorama para los periodistas
Los periodistas que han cubierto las protestas han sido objeto de ataques y acoso por parte de todos los actores involucrados, aunque los colectivos y las fuerzas de seguridad gubernamentales son responsables de la mayoría de los incidentes, según organizaciones locales defensoras de la libertad de prensa.

Los periodistas que cubren las protestas de Venezuela por lo general enfrentan las siguientes amenazas:

  • Lesiones ocasionadas por cañones de agua, granadas lacrimógenas, balines, bolas o perdigones, o por la inhalación de gases lacrimógenos.
  • Agresiones por parte de las autoridades locales y sus partidarios, así como por parte de los manifestantes.
  • El robo o la destrucción de equipos, particularmente los teléfonos celulares.
  • La detención por períodos que oscilan entre media hora y más de 24 horas.

La Guardia Nacional y la Policía han detenido a periodistas que cubrían las protestas, a veces por períodos tan breves como de 15 minutos, y a veces toda una noche, en instalaciones de la Policía o de los servicios de inteligencia. En un ejemplo, el 1 de mayo las autoridades detuvieron en Caracas a integrantes de un equipo periodístico de la plataforma digital VivoPlay. Los dos reporteros de VivoPlay fueron liberados al cabo de varias horas, pero sus choferes permanecieron detenidos hasta el 2 de junio, según despachos noticiosos. En abril, dos periodistas de la agencia fotográfica francesa CAPA fueron sacados de su vuelo de regreso a Francia y fueron detenidos nueve días sin que se les acusara de ningún delito. Funcionarios venezolanos anteriormente han deportado a periodistas extranjeros o les han impedido el ingreso al país.

Las fuerzas de seguridad y los colectivos han amenazado a periodistas y les han impedido realizar tareas de cobertura informativa en ciertos lugares, les han confiscado equipos, les han fotografiado los documentos de identidad, y los han detenido por varias horas. Varios videos publicados por medios noticiosos han mostrado a efectivos de la Guardia Nacional que echan a rodar granadas lacrimógenas en dirección de los periodistas. Un video de VivoPlay muestra a un efectivo de la GNB que les dice a los periodistas que se alejen "o los trataremos como a los guarimberos". Los periodistas deben evitar a los colectivos tanto como sea posible, y desplazarse a un lugar seguro si se encuentran con ellos.

Decenas de periodistas de todas partes del país han denunciado que la GNB y la Policía, al igual que los colectivos y pandillas de civiles les han robado los teléfonos celulares. Periodistas que trabajan en Caracas han declarado al CPJ que el robo de teléfonos es tan sistemático y generalizado que parece ser parte de una estrategia deliberada para impedir que los periodistas cubran las protestas. Estas tácticas perjudican en particular a los periodistas freelance y a los periodistas que trabajan para publicaciones más pequeñas radicadas fuera de Caracas. Estos periodistas disponen de recursos limitados y para ellos sus teléfonos son una herramienta informativa vital.

Además de las amenazas físicas directas contra periodistas, el Gobierno ha censurado a medios noticiosos. El organismo gubernamental regulatorio de las telecomunicaciones les ordenó a dos canales noticiosos internacionales cesar sus transmisiones el 19 de abril, según los canales, y otros medios han denunciado interrupciones en el servicio.

Por otro lado, los manifestantes también han escogido como blanco a los periodistas, y les han robado, los han atacado, y los han acusado de ser partidarios del Gobierno. Aunque no hay informaciones periodísticas de que los guarimberos han escogido como blanco directo a los periodistas, éstos deben ser cautos al interactuar con ellos.

Varios funcionarios de Gobierno, entre ellos la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, han emitido declaraciones que exigen que se respete el derecho de los periodistas a cubrir las manifestaciones con seguridad.

El CPJ ha tomado conocimiento de los siguientes ataques recientes contra periodistas que han cubierto las protestas en Venezuela:

  • 29 de mayo: Luis Gonzalo Pérez, periodista del sitio web Caraota Digital, resultó lesionado por un cañón de agua, y un fotógrafo de PanamPost sufrió heridas de perdigones, según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y la organización de libertad de expresión Espacio Público. Efectivos de la GNB dispararon gases lacrimógenos directamente contra un equipo periodístico de Venevisión que se encontraba en la Policlínica Las Mercedes entrevistando a un funcionario herido, según Espacio Público. Elizabeth Ostos, de El Pitazo TV, fue atacada por manifestantes que la acusaron de ser simpatizante del oficialismo, de acuerdo con IPYS Venezuela (todos estos incidentes ocurrieron en Caracas).
  • 31 de mayo: Espacio Público documentó siete ataques contra periodistas solamente durante esta jornada. Efectivos de la GNB golpearon al reportero de Crónica Uno Francisco Bruzco, le robaron el equipo y objetos personales, y atacaron a otros cuatro periodistas que cubrían manifestaciones en el vecindario caraqueño de La Carlota: Carlos Rawlins (Reuters), Luis Robayo (AFP), Marcos Bello y Vanessa Tarantino (El Pitazo). Efectivos de la GNB dispararon un objeto directamente contra el fotoperiodista de EFE Miguel Gutiérrez, que lo golpeó en el casco, y luego lo detuvieron brevemente. En El Paraíso, la GNB detuvo al periodista de RCR750 Kenyer Jaramillo durante tres horas. Manifestantes amenazaron a la periodista y representante del SNTP Nora Sánchez en Mérida, según el SNTP.
  • 1 de junio: Perdigones disparados por las fuerzas de seguridad lesionaron al videoperiodista Víctor Almarza en Valencia y al reportero del Correo del Caroní Marcos Valverde en Guayana.
  • 3 de junio: La GNB disparó perdigones contra un grupo de fotoperiodistas que cubrían protestas en Caracas. Los perdigones alcanzaron a por lo menos uno de ellos, en un incidente captado en video por el corresponsal de Univisión Francisco Urreiztieta.
  • 5 de junio: Efectivos de la GNB le robaron el equipo de filmación a un equipo periodístico de Globovisión y lo destruyeron lanzándolo a una autopista, según varias organizaciones locales defensoras de la libertad de prensa. En El Paraíso, Caracas, un camarógrafo no identificado que trabajaba para Tvs Pueblo fue golpeado por una piedra, y la periodista de Crónica Uno Yohana Marra fue alcanzada por balines disparados por las fuerzas de seguridad, de acuerdo con Espacio Público. En Altamira, dos hombres y una mujer armados con pistolas le robaron equipo, teléfonos celulares y dinero a un periodista y videógrafo de El Cooperante, según el SNTP. También en Altamira, efectivos de la GNB y agentes de la PNB les robaron equipos, entre ellos teléfonos celulares, cámaras y máscaras antigás a periodistas de Runrun.es, Globovisión, La Otra TV, Vente Venezuela, y TV Venezuela, según Espacio Público. Por último, en otro incidente, agentes de la PNB golpearon a la periodista de TV Venezuela Mary Mena, al camarógrafo Ademar Dona y a otros periodistas; y luego les robaron los teléfonos y las máscaras antigás, de acuerdo con una entrevista de NTN24 a Mena que fue compartida por VPI TV.

Qué esperar en el futuro

La estrategia opositora está cambiando. Continúan las protestas masivas, pero están recibiendo menos atención por parte de la prensa internacional y están dejando un saldo cada vez mayor entre los manifestantes. No parece haber un consenso respecto a los próximos pasos, aunque los organizadores han planteado la posibilidad de utilizar otras tácticas, como por ejemplo sentadas en vías de tránsito estratégicas, una cantidad mayor de marchas más pequeñas a lo largo de distintas rutas, y un paro nacional, según fuentes locales y versiones noticiosas.

La oposición ha declarado que junio era un mes crucial y que planeaban ampliar las protestas, según fuentes locales. Aunque el presidente Maduro había declarado que esperaba que las protestas cesaran para el 8 de junio, ese día hubo marchas en todo el país, arrestos masivos y aumento de los actos de violencia, como por ejemplo la muerte de un manifestante de 17 años en Caracas.

Las siguientes protestas están planeadas para las próximas fechas:

  • Nuevas manifestaciones en Caracas y otras ciudades.
  • El líder opositor Henrique Capriles ha anunciado una gran protesta contra la Asamblea Constituyente para el 19 de junio ante la sede del Consejo Nacional Electoral en Caracas.
  • La MUD está analizando la posibilidad de organizar un paro general, pero aún no ha fijado una fecha oficial.

Instalaciones médicas en caso de emergencia

En Caracas, la mayoría de las personas heridas durante las protestas reciben tratamiento por parte de médicos de campo voluntarios (entre ellos la Cruz Roja, la Cruz Azul y la recién formada Cruz Verde, cuyo personal consiste en estudiantes de Medicina). A continuación, con frecuencia se traslada a las víctimas a instalaciones médicas como Salud Chacao o, en caso de lesiones severas, a instalaciones privadas que cuentan con equipo moderno y personal altamente calificado.

El CPJ no recomienda que las víctimas acudan a hospitales públicos. Estos hospitales cuentan con un personal excelente y significativa experiencia con las lesiones traumáticas, pero en la actualidad disponen de equipos y suministros muy limitados. Es posible que los pacientes tengan que aportar sus propias vendas, suturas e inclusive hasta sangre.

A continuación se ofrece una lista de instalaciones médicas en diferentes lugares:

Caracas

Salud Chacao
Prolongación Av. Libertador, con Sorocaima, Urb. El Rosal
Tel.: 0212-9532263 / 0212-9537685 / 0212-9538002

Clínica El Ávila
6ta Transversal con Avenida San Juan Bosco, Caracas
Tel.: 0212-2761111

Clínica Sanatriz
4ta. Avenida cruce con Calle 2, Edif. Higea, Urb. Campo Alegre, Caracas
Tel.: 0212-2016604 / 0212-2016255

Hospital Clínica Caracas
Av. Panteón con Av. Alameda, Urb. Bernandino, Caracas
Tel.: 0212-5086111.

Centro Médico La Trinidad
Avenida Intercomunal La Trinidad, El Hatillo, Apartado Postal 80474
Tel.: 0212-9496411.

Valencia

Ciudad Hospitalaria "Henrique Tejera"
Av. Lisandro Alvarado. Valencia Edo. Carabobo
Tel.: 0241-8316551 / 0241-8316662.

Centro Policlínico Valencia C.A. (Clínica La Viña)
Urbanización La Viña, final Av. Carabobo.
Tel.: 0241-8236372 / 0241-8239759 / 0241-8236276.

Cruz Roja
Av. Bolívar Norte, Calle López Latouche, Cruz Roja Hospital Luis Blanco Gasperi, Prebo.
Tel.: 0241-8214841 / 0241-8215330 / 0241-8239843.

Barquisimeto

Sociedad Venezolana de la Cruz Roja del Estado Lara
Avenida Intercomunal de Barquisimeto. Patarata.
Tel.: 0251-2543354.

Cruz Roja El Trigal Cabudare

Cabudare, Municipio Palavecino, Avenida El Placer, entre Transv. 07, Urbanización El Trigal.
Tel.: 0251-2619236.

Hospital Central de Barquisimeto

Sede Principal de Hospital Central Universitario Dr. Antonio María Pineda.
Av. Vargas, con Av. Las Palmas, Casco Central.

Tel.: 0251-2523301 / 0251-2519498.

Maracay

Centro de Atención de Emergencia 171
Maracay Avenida Sucre. Urbanización los Olivos Viejos.
Tel.: 0243-2416267.

Cruz Roja
Maracay Avenida Mariño diagonal Plaza Girardot.
Tel.: 0243-2465358 / 0426-3499406.

Policlínica Maracay, C.A.
Urb. Calicanto, Calle López Aveledo Norte, Número 5 (Frente a la Maestranza).
Tel.: 0243-2472001.

Centro Médico de Atención Social CANAOBRE
Prolongación de Pérez Almarza, entre Páez y Negro Primero, Maracay, al lado del Banco de Venezuela y Diagonal al Centro Comercial de la Economía Informal, Calle Pérez Almarza.
Tel.: 0243-2475183.

Haga clic aquí para obtener información adicional sobre la libertad de prensa en Venezuela.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo