Informes   |   Bangladesh, Colombia, Georgia, Indonesia, Iraq, Somalia, Sri Lanka

Journalists killed in 2005


De Iraq a las Filipinas, el asesinato es la principal causa
de muerte para los periodistas en el 2005

El saldo mundial de muertes es de 47; Iraq se convierte en el conflicto reciente con mayor número de víctimas fatales

Nueva York, 3 de enero del 2006--Secuestradores en Iraq, asesinos políticos en Beirut, y sicarios en las Filipinas hicieron del asesinato la principal causa de muertes relacionadas con el trabajo periodístico en el mundo durante el 2005, muestra un nuevo análisis del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés). Cuarenta y siete periodistas cayeron en cumplimiento de su labor en el 2005, más de tres cuartos del total asesinados con el fin de silenciar sus críticas o en represalia de su trabajo, de acuerdo al informe anual del CPJ. Esta cifra se compara con 57 muertes en el 2004, de las cuales menos de dos tercios fueron asesinatos.

Iraq, el lugar más peligroso para los periodistas en el 2005, se convirtió también en el conflicto más letal para los medios en los 24 años de existencia del CPJ. Un total de 60 periodistas ha caído en cumplimiento de su labor informativa en Iraq desde el principio de la invasión liderada por Estados Unidos en marzo del 2003 hasta el final del 2005. El saldo supera a los 58 periodistas caídos durante el conflicto argelino entre 1993 y 1996.

El análisis del CPJ también documenta una tendencia de largo plazo según la cual los asesinos de periodistas suelen permanecer impunes. El 90 por ciento de los crímenes del 2005 siguen en la impunidad, una cifra consistente con los datos recogidos por el CPJ durante más de una década. Desde 1992, menos del 15 por ciento de los asesinatos de periodistas han resultado en arrestos o procesamientos de los autores intelectuales de estos crímenes.

Una lista completa de periodistas caídos, con detalles sobre cada caso, está disponible en: http://www.cpj.org/killed/killed05.html

Aunque el saldo del 2005 refleja una disminución comparado con el del año previo, sigue bien por encima del promedio anual de 34 muertes documentado por el CPJ durante la última década. En efecto, 104 periodistas cayeron en el 2004 y el 2005, convirtiendo este período de dos años en el más mortífero desde la guerra en Argelia hace diez años.

"Demasiados periodistas han perdido sus vidas solamente por cumplir con su trabajo, y gobiernos indiferentes deben responsabilizarse por estas cifras", señaló la Directora Ejecutiva del CPJ Ann Cooper.

"La guerra en Iraq puede llevar a pensar que los reporteros están cayendo en el campo de batalla. Pero la verdad es que de cada cuatro periodistas caídos en el mundo, tres son individualizados y asesinados, mientras que sus asesinos rara vez son enjuiciados. Se trata de una elocuente demostración de la forma en que los gobiernos dejan que caudillos y criminales dicten las noticias que sus ciudadanos pueden ver y oír".

La guerra en Iraq causó 22 muertes en el 2005, casi la mitad del total anual, según el CPJ. No obstante, aún en esta zona de conflicto, el asesinato es la causa del 70 por ciento de las muertes documentadas por el CPJ. La preponderancia de los asesinatos premeditados refleja la amenaza cambiante en Iraq, donde el fuego cruzado había sido la principal causa de muerte durante los últimos dos años. Los secuestros seguidos de muerte han aparecido como una tendencia inquietante ya que por lo menos ocho periodistas fueron secuestrados y asesinados en el 2005, comparado con un solo un rapto mortal el año anterior.

Los periodistas iraquíes fueron los más afectados por estos ataques mientras se volvió cada vez más peligroso para reporteros y fotógrafos extranjeros trabajar en el terreno. El periodista independiente estadounidense, Steven Vincent, fue el único extranjero caído por su labor en Iraq en el 2005; cinco extranjeros murieron el año anterior.

Por lo menos tres periodistas cayeron como resultado de las acciones de las tropas estadounidenses, comparado con seis muertes en el 2004. El fuego de las tropas estadounidenses ha matado a 13 periodistas desde marzo del 2003 hasta el final del 2005. Un análisis de las víctimas en Iraq está disponible en: http://www.cpj.org/Briefings/Iraq/Iraq_danger.html

Las Filipinas, donde ha tenido lugar un número alarmante de asesinatos de periodistas radiales abiertamente críticos, es el lugar con el segundo número más alto de muertes en el 2005. El CPJ ha documentado cuatro asesinatos en las Filipinas, una disminución respecto a los ocho registrados en el 2004. Esta baja se debe en parte a una mayor coordinación de las fuerzas de seguridad nacionales, de acuerdo al CPJ.

Seis países registraron dos muertes en el 2005. Los destacados columnistas libaneses Samir Qassir y Gebran Tueni -ambos conocidos por sus críticas fuertes del gobierno sirio y de la influencia de éste sobre el Líbano - fueron asesinados en dos atentados separados con carros bomba en Beirut. Un tercer periodista libanés resultó mutilado en otro atentado con carro bomba. Rusia, Bangladesh, Pakistán, Sri Lanka y Somalia son los otros países que registran dos asesinatos.

América Latina evidenció un marcado mejoramiento con cuatro periodistas caídos por su labor en el 2005, tres menos que el año anterior. Sin embargo, numerosos periodistas de la región atribuyeron esta disminución a la creciente autocensura, un fenómeno que el CPJ encontró predominante en Colombia y México.

Dos periodistas desaparecieron en el 2005 - Alfredo Jiménez Mota en México y Elyuddin Telaumbanua en Indonesia. Detalles adicionales sobre periodistas desaparecidos están disponibles en: http://www.cpj.org/Briefings/missing_list.html

El CPJ considera que un periodista ha caído en el cumplimiento de su labor si la persona murió como resultado de un acto hostil, incluyendo represalias por su trabajo, en fuego cruzado durante el cubrimiento de un conflicto, o al informar sobre circunstancias peligrosas tales como demostraciones callejeras violentas.

El CPJ continúa investigando los casos de otros 11 periodistas caídos en el 2005 para determinar si las fueron muertes relacionadas con el trabajo periodístico. El CPJ ha recopilado información detallada sobre los periodistas caídos en todo el mundo desde 1992. Las estadísticas y los detalles de cada caso están disponibles en:
http://www.cpj.org/killed/killed_archives/stats.html

PUNTOS CLAVE para el 2005:

• Cuarenta y siete periodistas cayeron en el mundo en cumplimiento de su trabajo en el 2005. De éstos, 37 (el 79 por ciento) fueron asesinados. Cinco periodistas cayeron víctimas del fuego cruzado durante la guerra y otros cinco como consecuencia de tareas informativas peligrosas.

• La guerra en Iraq causó 22 muertes. De este total, 16 muertes (el 73 por ciento), fueron asesinatos.

• Por lo menos ocho periodistas en Iraq fueron secuestrados antes de ser ejecutados. Sólo hubo un caso de esta índole el año pasado.

• Veintiuno de los 22 periodistas caídos en Iraq eran iraquíes. El único extranjero caído en Iraq fue el periodista estadounidense Steven Vincent.

• Sesenta periodistas han caído en Iraq desde el principio de la invasión liderada por Estados Unidos en marzo del 2003, superando los 58 periodistas caídos en el conflicto argelino entre 1993 y 1996.

• Las Filipinas tuvo el segundo número de muertes más alto en el mundo en el 2005 con cuatro periodistas caídos por su labor, 50 por ciento menos que el año anterior.

• Dos destacados columnistas libaneses, críticos del gobierno sirio, murieron en Beirut ambos víctimas de carros bomba.

• El número de periodistas caídos por su labor en América Latina disminuyó a cuatro de los ocho registrados en el 2004. Algunos periodistas atribuyeron esta baja a la autocensura, particularmente en Colombia y México.

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo