Una pancarta con una caricatura de un periodista herido y un titular en español que dice: 'Los queremos vivios. Periodistas. Ni uno más,' está colgada afuera del edificio de la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México, el 21 de agosto. Un reportero fue apuñalado a muerte en el Estado de México, eñ 24 de agosto. (AP/Rebecca Blackwell)
Una pancarta con una caricatura de un periodista herido y un titular en español que dice: ‘Los queremos vivios. Periodistas. Ni uno más,’ está colgada afuera del edificio de la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México, el 21 de agosto. Un reportero fue apuñalado a muerte en el Estado de México, eñ 24 de agosto. (AP/Rebecca Blackwell)

Aumenta la violencia mortal contra la prensa mexicana con asesinato de periodista en el estado de México

Ciudad de México, 27 de agosto de 2019—El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) instó hoy a las autoridades mexicanas a realizar una investigación pronta, transparente y seria sobre el asesinato de Nevith Condés Jaramillo, periodista que fue asesinado a puñaladas en el estado de México, situado en la región central de México.

El cadáver de Condés Jaramillo fue descubierto el 24 de agosto en un cerro de la ciudad de Tejupilco, con múltiples heridas de arma blanca, según un comunicado que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México compartió con medios locales y nacionales. El comunicado expresaba que no se había esclarecido ni el motivo del crimen ni la identidad de los asesinos y que la Fiscalía estatal había iniciado una investigación.

“Con el brutal asesinato de Nevith Condés Jaramillo, la violencia mortal contra la prensa mexicana ha alcanzado niveles sin precedentes”, declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. “Le imploramos al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador que deje de ignorar la casi absoluta impunidad con que se cometen crímenes contra la prensa”.

Condés Jaramillo, de 42 años, era fundador y director del sitio noticioso El Observatorio del Sur, y publicaba artículos de noticias en su página de Facebook y videos en YouTube. Anteriormente se había desempeñado como presentador de programas de radio y reportero de la emisora local Radio Roca, según un compañero y amigo del reportero que solicitó el anonimato para proteger su seguridad.

El compañero declaró ayer al CPJ que “no tenía la menor duda” de que Condés Jaramillo había sido asesinado por su trabajo periodístico. “Lo he conocido por muchos años como reportero y activista social que se preocupaba por su comunidad y detestaba la injusticia”, afirmó.

Condés Jaramillo fundó El Observatorio del Sur en 2015, según el compañero, y cubría cuestiones locales, la delincuencia, la violencia y presuntos abusos de las autoridades locales.

El 18 de junio, Condés Jaramillo fue uno de los primeros periodistas que cubrió la caída de un helicóptero cerca de Tejupilco. En un video y un mensaje de Facebook, el periodista informó que sujetos armados le habían disparado al piloto del helicóptero, que transportaba tres mujeres a un hospital. Las autoridades estatales en un inicio negaron que el helicóptero había sido blanco de disparos, pero después confirmaron el ataque, según otros medios que cubrieron el derribo del helicóptero.

De acuerdo con el compañero del periodista, Condés Jaramillo había recibido amenazas varios días después del derribo del helicóptero, pero no había especificado el origen de éstas. El compañero creía que las amenazas podían haber surgido del crimen organizado y podían tener relación con la cobertura que Condés Jaramillo dio al derribo del helicóptero.

Condés Jaramillo había dicho anteriormente que elementos del crimen organizado y funcionarios locales lo habían amenazado, agregó el compañero, quien no pudo ofrecer más detalles sobre las amenazas ni con qué artículos noticiosos pudieran haber estado relacionadas.

Un funcionario del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas confirmó ayer al CPJ que Condés Jaramillo había denunciado ser blanco de amenazas en varias ocasiones. El funcionario, quien solicitó el anonimato para poder hablar sobre el asunto, expresó que en varias ocasiones Condés Jaramillo había denunciado que funcionarios de la municipalidad de Tejupilco lo habían amenazado. El funcionario declinó ofrecer más detalles al respecto.

Según el funcionario, el mecanismo había intentado incorporar a Condés Jaramillo en un esquema de protección federal en enero de 2018 y en junio de este año, pero el periodista había declinado incorporarse.

El CPJ no logró encontrar los datos de contacto de los familiares de Condés Jaramillo. El CPJ efectuó varias llamadas telefónicas al Gobierno municipal de Tejupilco y a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México el 25 y el 26 de agosto, pero nadie atendió las llamadas.

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), declaró ayer al CPJ que su entidad no había abierto una investigación sobre el asesinato, pues ni las autoridades estatales del Estado de México ni la familia del periodista se lo habían solicitado a la FEADLE.

México es el país del mundo con la mayor cantidad de asesinatos de periodistas en 2019. Según datos del CPJ, como mínimo cuatro periodistas han sido asesinados en represalia directa por su labor informativa en 2019. El CPJ investiga otros siete casos de asesinato de periodistas, entre ellos el de Condés Jaramillo, para determinar si el motivo del crimen estuvo relacionado con el trabajo periodístico de la víctima.