Noticias   |   México

Cae asesinado otro periodista mexicano, el tercero en menos de una semana

También está disponible en English

Ciudad de México, 6 de agosto de 2019—El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) instó al Gobierno federal mexicano a enfrentar de manera rápida y concreta la crisis de libertad de prensa en México, donde otro periodista cayó asesinado, el tercero de la semana. Jorge Celestino Ruiz Vázquez, reportero del periódico El Gráfico, fue asesinado a disparos el 2 de agosto en Actopán, localidad del estado oriental de Veracruz.

Ruiz es el tercer periodista mexicano asesinado en los últimos siete días. El 30 de julio, Rogelio Barragán fue hallado asesinado en el estado de Morelos. El 2 de agosto, Edgar Alberto Nava fue asesinado a disparos en el estado de Guerrero. El CPJ investiga los casos para determinar si los periodistas fueron asesinados en represalia por su labor informativa.

Sujetos no identificados le dispararon a Ruiz en una tienda de conveniencia de la que era propietario, en La Bocanita, un pequeño pueblo en Actopán, cerca de las 9:15 p. m., según declaraciones que la Policía ofreció al diario El Universal de Ciudad de México y según otras informaciones de prensa.

“Mientras la prensa mexicana está de duelo por el asesinato de otro periodista, la inacción del Gobierno federal encabezado por el mandatario Andrés Manuel López Obrador es inexcusable”, declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. “Las autoridades mexicanas deben hacer todo lo que esté en sus facultades para asegurar que la muerte de Jorge Celestino Ruiz Vázquez no se convierta en una cifra más en las estadísticas de homicidios. Esta última semana debe actuar como catalizador de un plan integral para erradicar la impunidad”.

En comunicado publicado el 3 de agosto en Facebook, la Fiscalía General del Estado de Veracruz declaró que estaba investigando el homicidio. “Se llevarán a cabo las acciones necesarias para garantizar que no haya impunidad”, expresó Jorge Winckler, el fiscal general de Veracruz.

Ruiz era corresponsal de El Gráfico, uno de los periódicos más antiguos del estado, con sede en la capital estatal de Xalapa. Según el semanario noticioso Proceso, con sede en Ciudad de México, el reportero cubría las noticias generales, inclusive la política local, los actos delictivos y la violencia.

De acuerdo con informaciones de prensa y el comunicado de la Fiscalía General del estado, Ruiz había recibido amenazas en varias ocasiones por su trabajo periodístico, aunque ninguna de las informaciones especificaba qué tipo de amenazas ni con qué nota periodística se relacionaban.

El sitio web de noticias La Silla Rota, citando el expediente de investigación que las autoridades de Veracruz han abierto respecto al asesinato, informó hoy que el alcalde de Actopán, Paulino Domínguez, y varios otros funcionarios del Ayuntamiento presuntamente habían amenazado a Ruiz. Según La Silla Rota, Domínguez presuntamente había intentado sobornar al periodista para evitar que publicara artículos críticos sobre el Gobierno municipal.

El CPJ no pudo encontrar datos de contacto de Domínguez, y el Ayuntamiento de Actopán no respondió a varias llamadas realizadas por el CPJ el 5 y 6 de agosto con el fin de solicitar una declaración. El CPJ efectuó varias llamadas a El Gráfico, pero tampoco recibió respuesta, y no logró encontrar datos de contacto de la familia de Ruiz.

La Silla Rota informó que Ruiz había sido objeto de dos ataques el año pasado. El 14 de octubre, unos sujetos habían golpeado con bates el auto del periodista y, el 17 de noviembre, personas armadas habían disparado contra el auto y la vivienda de Ruiz. Según el artículo, Ruiz había denunciado ambos ataques a las autoridades locales.

En el comunicado publicado en Facebook, la Fiscalía General del Estado de Veracruz afirmó que el periodista contaba con medidas de protección y que investigará por qué las medidas dictadas a favor del periodista no se habían cumplido.

En varias ocasiones el CPJ intentó comunicarse por vía telefónica con el fiscal general Winckler, pero al 6 de agosto aún no había recibido respuesta.

México es el país más peligroso del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo. Según datos del CPJ, como mínimo tres periodistas han sido asesinados en represalia por su labor periodística en lo que va de 2019. El CPJ investiga otros cuatro casos de asesinato de periodistas, sin contar los tres de la semana pasada, para determinar si el motivo estuvo relacionado con la labor informativa de los periodistas.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo