Noticias   |   México

Secuestran a periodista mexicano en el estado de Michoacán

También está disponible en English, Português

Ciudad de México, 22 de mayo de 2017--Las autoridades mexicanas no deben escatimar esfuerzos para lograr que se libere sano y salvo al periodista Salvador Adame Pardo, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés). Sujetos armados secuestraron a Adame, director del canal de televisión 6TV, el 18 de mayo, en la localidad central mexicana de Nueva Italia.

"La violencia y los intentos por intimidar a la prensa en México están impidiendo que los periodistas realicen su labor con seguridad", declaró Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ, desde Nueva York. "Instamos a las autoridades mexicanas a actuar rápidamente para asegurar que Salvador Adame Pardo recupere la libertad sano y salvo".

Según testigos mencionados en versiones periodísticas, sujetos armados secuestraron a Adame poco antes de las 8 p.m. en la Avenida Lázaro Cárdenas de Nueva Italia, cerca de una planta purificadora de agua. Los atacantes lo obligaron a entrar a un vehículo, un SUV negro, y luego huyeron de la escena con dirección a Nuevo Coróndiro, noroeste de Nueva Italia, situada a unas 250 millas al oeste de Ciudad de México, según las mismas declaraciones de testigos.

En una breve declaración ofrecida el lunes, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Michoacán sostuvo que las autoridades habían iniciado una investigación horas después del secuestro, y que, como Adame era periodista, la Procuraduría General de la República (PGR) había sido notificada y la policía federal y el Ejército estaban efectuando un operativo de búsqueda en la zona que rodea a Nueva Italia.

Una portavoz de la PGJE declaró al CPJ que no podía comentar respecto a si las autoridades consideraban el trabajo periodístico de Adame como el motivo principal del secuestro, pues se trataba de una investigación en marcha y había preocupación por la seguridad de la víctima.

Adame ha ejercido el periodismo durante dos decenios, y radica en la municipalidad de Múgica, en la región sur de Michoacán, donde está ubicada Nueva Italia. En calidad de director de 6TV, Adame se dedicaba a la cobertura noticiosa general y de la política local. Ha sido crítico frecuente de los funcionarios municipales, según un amigo y colega, quien ofreció declaraciones al CPJ previa solicitud de anonimato, debido a que le preocupaba su seguridad.

En abril de 2016, el CPJ informó que la policía había detenido a Adame y a Frida Urtiz, su esposa y copropietaria de 6TV, cuando los dos informaban sobre una sentada en la sede del Gobierno local de Nueva Italia como protesta contra la suspensión de un proyecto social financiado por el Gobierno.

En aquel momento Adame declaró al CPJ que agentes de la policía los habían golpeado a él y a la esposa en presencia de funcionarios municipales. También declaró al CPJ que temía por su vida y por la de su esposa, y que estaba pensando en abandonar el estado, pero desde entonces no había denunciado ninguna amenaza directa ante el CPJ.

El Gobierno municipal de Múgica no respondió a las reiteradas llamadas efectuadas el lunes por el CPJ.

Según despachos noticiosos y el colega de Adame, por lo general el periodista evitaba informar sobre la violencia y las actividades del crimen organizado en la región. La región de Tierra Caliente, una extensa zona de tierras agrícolas y cadenas montañosas que abarcan aproximadamente la mitad sur de Michoacán, ha sido un foco del crimen organizado por años. Recientemente, Nueva Italia en particular ha sido escenario de enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes locales y ciudadanos armados que se autodenominan "grupos de autodefensa".

México es el país con mayor saldo de víctimas mortales entre periodistas en lo que va de 2017. Solamente este año, por lo menos cuatro periodistas han sido asesinados en este país en represalia directa por su labor informativa, según datos del CPJ. El CPJ investiga los motivos del asesinato del director editorial de El Político, Ricardo Monlui Cabrera, hecho ocurrido el 19 de marzo, para determinar si lo asesinaron por el ejercicio de la profesión.

A principios de mes, el CPJ dio a conocer un informe especial sobre la impunidad prevaleciente por el asesinato y el secuestro de periodistas en México.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo