El camino a la justicia

Recomendaciones

Reconociendo que la violencia impune contra los periodistas representa una de las más graves amenazas contra la libre circulación de información, el CPJ efectúa las siguientes recomendaciones:

Los familiares, amigos y colegas del periodista filipino Daniel Tiamzon marchan camino a su funeral. Tiamzon fue uno de los 32 periodistas y trabajadores de medios asesinados en la masacre de Maguindanao, en 2009. (AFP/Jay Directo)

A los gobiernos nacionales y los líderes políticos:

  • Condenar pública e inequívocamente todos los actos de violencia contra los periodistas.
  • Reconocer públicamente el 2 de noviembre como el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad por los Crímenes contra los Periodistas.
  • Aportar los recursos adecuados y el suficiente apoyo político para garantizar que las autoridades realicen investigaciones y juicios exhaustivos y oportunos por los crímenes cometidos contra los periodistas.
  • Solicitarles informes de progreso a los organismos de investigación y las oficinas judiciales sobre todos los casos no resueltos de asesinato de periodistas. Reabrir las investigaciones cerradas y reactivar las que se han estancado.
  • Asegurarse de que las investigaciones incluyan a los autores intelectuales de los crímenes y no solamente a los autores materiales.
  • Según lo ameriten las circunstancias, trasladar los casos de lugares donde los sospechosos puedan influenciar los procesos a nuevas jurisdicciones. Asignar fiscales especiales y/o aumentar la protección de los testigos.
  • Señalar y castigar a todos los actores que obstruyan la búsqueda de justicia por medio de conductas ilícitas, corrupción, amenazas o uso de violencia.
  • Abordar las leyes necesarias, así como la asignación de recursos y de personal necesarios, por ejemplo:
    • Reformando leyes para otorgarles a las autoridades nacionales mayor competencia para investigar y procesar a los autores de los crímenes en los casos en que las autoridades provinciales hayan fracasado.
    • Creando una comisión independiente compuesta por personal de los medios, investigadores, fiscales, expertos legales y representantes gubernamentales, con el propósito de revisar los casos no resueltos, fiscalizar las investigaciones y efectuar recomendaciones. La composición y las conclusiones del panel deben ser transparentes.
    • Introduciendo o reforzando programas y leyes para promover investigaciones y juicios rápidos y efectivos, como por ejemplo la capacitación forense, la reforma judicial y los programas de protección de testigos.
  • Responder con información detallada sobre el estado procesal de todos los casos de asesinato de periodistas y sobre las medidas tomadas para enfrentar la impunidad, conforme a las solicitudes del director general de la UNESCO encaminadas a elaborar el Informe sobre la seguridad de los periodistas y el peligro de la impunidad, de periodicidad bienal. Divulgar al público la totalidad de las respuestas.
  • Implementar las recomendaciones para abordar la impunidad efectuadas por medio del mecanismo de la Revisión Periódica Universal y por medio de los procedimientos especiales de la ONU.
  • Implementar los compromisos acordados por medio de la resolución de la Asamblea General de la ONU sobre la seguridad de los periodistas, la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la seguridad de los periodistas, y la resolución 1738 del Consejo de Seguridad de la ONU. Facilitar la implementación exhaustiva del Plan de Acción de la ONU para la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad.

A los organismos de la ONU:

  • Tomar medidas concretas para que los Estados Miembros rindan cuenta por los compromisos acordados en virtud de la resolución de la Asamblea General de la ONU sobre la seguridad de los periodistas.
  • Abordar los vacíos existentes en la coordinación y la participación del Plan de las Naciones Unidas para la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad. Identificar con claridad las funciones y los aportes de los organismos, entre ellos el PNUD, UNODC, ONU Mujeres, OCHA, DPKO y otros. Esta coordinación se debe reflejar en las oficinas locales.
  • Integrar plenamente las medidas de progreso en torno a la impunidad en los casos de asesinato de periodistas y la seguridad de periodistas a los objetivos de desarrollo y a la evaluación de la renovación del mandato del Departamento de Operaciones de Paz.

A la oficina del secretario general:

  • Tomar en cuenta los datos sobre ataques contra periodistas y la efectividad de los respuestas gubernamentales para enfrentar la impunidad, en el reporte del secretario general ante la Asamblea General solicitado en la Resolución 68/163 sobre la seguridad de los periodistas y la impunidad.

A los miembros de los organismos intergubernamentales regionales:

  • Cumplir con los procedimientos, directivas y fallos de los tribunales regionales y las comunicaciones de los grupos regionales, y participar en ellos.
  • Tomar medidas concretas tanto en foros regionales como bilaterales para obligar a rendir cuentas a los Estados que incumplan con los fallos de los tribunales regionales y con otros procedimientos especiales.

A los periodistas nacionales e internacionales:

  • Fiscalizar e informar sobre la implementación de compromisos internacionales clave para combatir la impunidad, en particular el Plan de Acción de la ONU para la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad y la resolución de la Asamblea General de la ONU sobre la seguridad de los periodistas.
  • Investigar e informar sobre cuestiones de la violencia contra la prensa, entre ellas los actos de ataque, amenazas y acoso, sin hacer distinciones en cuanto al medio al que esté afiliada la víctima.

Apéndice I >>

<< Capítulo 6: Conclusión

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo