Noticias   |   México

México absuelve a implicado en intento de asesinato a Blancornelas

También está disponible en English, Português

Nueva York, 6 de septiembre de 2013--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) está indignado por la decisión de un juez mexicano de absolver a Marco Arturo Quiñones Sánchez, uno de los supuestos atacantes implicados en el intento de asesinato contra J. Jesús Blancornelas, fundador y ex editor del semanario Zeta de Tijuana. Los editores de Zeta afirmaron al CPJ que fueron informados el jueves sobre la decisión.

"Es sumamente alarmante que luego de años de investigación las autoridades hayan absuelto a Quiñones", afirmó Carlos Lauría, coordinador senior del programa de las Américas del CPJ. "Zeta ha sido blanco constante de los grupos criminales por su implacable trabajo periodístico sobre narcotráfico. Esta decisión envía un mensaje claramente inhibidor a la prensa mexicana y destaca el terrible registro de impunidad de México en casos de asesinatos de periodistas".

Un grupo de sicarios emboscó a Blancornelas cuando estaba en camino al trabajo luego de que la revista publicara una investigación sobre narcotráfico. Blancornelas logró sobrevivir al atentado pero su guardaespaldas, Luis Valero, resultó asesinado, según la investigación del CPJ. Uno de los sicarios murió en el ataque.

Las autoridades identificaron más tarde a los sicarios como miembros del cartel de la droga de Tijuana y a Quiñones como uno de los atacantes que intentó matar a Blancornelas. La cobertura de Zeta sobre el ataque, basada en la investigación de la Procuraduría General de la República, también concluyó que Quiñones fue uno de los sicarios.

No están claras las razones por las cuales el juez decidió absolver al implicado. Quiñones, quien fue arrestado y acusado de participar en el crimen en 2003, seguirá en prisión ya que había sido condenado en 2012 a 12 años de cárcel por cargos de delincuencia organizada.

Blancornelas murió por causas naturales en noviembre de 2006.

La violencia relacionada con el narcotráfico y el crimen organizado ha convertido a México en uno de los países más peligrosos del mundo para la prensa, según la investigación del CPJ. Al menos 50 periodistas fueron asesinados o desaparecieron desde 2007. En al menos 14 casos, el CPJ ha confirmado una relación directa con el trabajo periodístico.

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo