Noticias   |   México

Periodista de radio sobrevive intento de asesinato

Nueva York, 8 de noviembre del 2005—Un periodista radial mexicano resultó gravemente herido a causa de siete impactos de bala a quemarropa recibidos cuando paseaba con su perro en un parque de Loma Bonita, estado de Oaxaca. El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) investiga si el ataque fue en represalia por el trabajo del periodista.

Benjamín Fernández González, quien conduce el programa “Poder Informativo” de Radio Hit, es conocido por sus críticas a las autoridades locales. Fernández es también un activista político, y fue presidente local del Partido de Acción Nacional (PAN) entre 1999 y 2002.

El periodista hacía el paseo habitual con su perro cerca de las 5.30 p.m. cuando dos atacantes no identificados lo interceptaron, según informes de la prensa local. Uno de los atacantes disparó nueve tiros, impactando siete en el periodista, señalaron informes de prensa. Los asaltantes se escaparon en un auto blanco sin placas, indicó al CPJ la hija del periodista, Ilse Fernández.

El periodista fue impactado en el pecho, abdomen, hombro y brazos, sostuvo Ilse Fernández. Agregó que su padre estaba hoy fuera de peligro a pesar de recibir heridas que en principio se pensó podían causarle la muerte. Afirmó que Fernández no había recibido amenazas antes del ataque y que el periodista no sabe quién fue el responsable. Según Ilse Fernández, su padre cree que el ataque pudo estar vinculado con su trabajo en la radio.

Luego de una serie de violentos ataques contra periodistas en estados del norte del país, el CPJ pidió al Presidente Vicente Fox la designación de un fiscal especial para investigar delitos contra la libertad de expresión. En septiembre, en una reunión con una delegación del CPJ en Nueva York, Fox anunció que pediría la designación al Procurador General de la República Daniel Cabeza de Vaca. Según lo previsto en la propuesta del CPJ, el fiscal especial efectuaría un monitoreo de las investigaciones realizadas por las autoridades estatales para determinar si un ataque representa una violación de la libertad de expresión.

Las investigaciones del CPJ demuestran que el norte de México, en particular la frontera con Estados Unidos, se ha convertido en una de las zonas más peligrosas para ejercer el periodismo de toda Latinoamérica.

“En los meses que preceden a las elecciones presidenciales, es crucial que los periodistas mexicanos puedan cumplir con su labor informativa sin temor a represalias”, declaróAnn Cooper, la Directora Ejecutiva del CPJ. “Instamos a las autoridades locales a realizar una investigación exhaustiva en este caso, y exhortamos al Presidente Fox a avanzar con la iniciativa de designar al fiscal especial para delitos contra la libertad de expresión”.


FIN

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo