Ataques a la Prensa   |   Georgia, India (la)

Ataques a la Prensa en 2000: CANADÁ


CANADÁ
EN GENERAL, LA LIBERTAD DE PRENSA SE RESPETA EN CANADÁ, y el CPJ no acostumbra a dar seguimiento a las condiciones de la prensa en el país. Sin embargo, el CPJ se alarmó profundamente luego de que el 13 de septiembre fue baleado Michel Auger, un veterano reportero judicial del diario en lengua francesa Le Journal de Montréal. El CPJ envió una carta a Florent Gagné, director general de la Policía Provincial de Quebec, haciéndole un llamado a que siguiera la investigación.

Durante su larga carrera como reportero judicial, Auger se especializó en la cobertura informativa de las guerras territoriales entre las pandillas de motociclistas de Quebec. El 12 de septiembre, Auger informó que la pandilla local de motociclistas Hell's Angels (Ángeles del Infierno) y la mafia local se estaban deshaciendo de algunos elementos problemáticos. A fines de año, la investigación del atentado había descubierto pruebas que implicaban a los Hell's Angels.

La violencia contra la prensa es relativamente rara en Canadá. Sin embargo, al igual que en los Estados Unidos, los periodistas que han inmigrado enfrentan riesgos especiales. En 1998, Tara Singh Hayer, propietario del Indo-Canadian Times, el semanario en lengua punjabi de mayor circulación y antigüedad del Canadá, fue asesinado a tiros en el garaje de su residencia en Vancouver, Columbia Británica. Hayer, abierto crítico de la violencia fundamentalista sikh tanto en Canadá como en India, sufría de una parálisis parcial debido a un atentado anterior.

El 27 de octubre, la Real Policía Montada Canadiense arrestó a dos hombres en relación con el atentado con explosivos contra el vuelo 182 de Air India en 1985, en el cual murieron 329 personas. Uno de ellos, Ajaib Singh Bagri, también fue acusado del intento de asesinato contra Hayer.

Canadá tiene una activa comunidad pro libertad de prensa que comprende organizaciones muy respetadas como la Asociación Canadiense de Periodistas (Canadian Association of Journalists), Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (Canadian Journalists for Free Expression, CJFE) y la Federación Profesional de Periodistas de Quebec (Fédération Professionnelle des Journalistes du Québec, FPJQ). Estas organizaciones dieron a conocer un número de alarmantes incidentes durante el 2000.

El primero de mayo, según la FPJQ, tres periodistas fueron arrestados y acusados de «daños», «reunión ilegal» y «alteración del orden público» mientras cubrían una manifestación en Montreal. Y el 4 de junio, informó el CJFE, la policía roció a fotógrafos con gas lacrimógeno durante una protesta en Windsor, Ontario, contra la Organización de los Estados Americanos, organismo que celebraba una reunión en el lugar.

A mediados de julio, la policía de Toronto incautó las fotografías y los videos tomados por catorce organizaciones noticiosas en una protesta contra la pobreza realizada el 15 de junio. La policía alegó que necesitaba las fotografías y los videos para identificar a los participantes en los disturbios. El CJFE calificó la incautación de «trato perturbadoramente inapropiado hacia los medios». A pesar de las protestas, la Corte Superior de Justicia de Toronto respaldó la acción policial el 1 de noviembre, alegando que como el material había sido incautado varias semanas después de la protesta, «no hubo efectos negativos sobre la capacidad de los medios para desempeñar su función de recoger y difundir noticias».

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo