Noticias   |   Argentina

Periodista recibe amenazas de muerte por informar sobre caso de asesinato en Argentina

También está disponible en English

Imagen de agentes policiales en Buenos Aires, Argentina, el 22 de octubre de 2019. Recientemente el periodista argentino Diego Moranzoni recibió amenazas de muerte por su cobertura de un asesinato en Buenos Aires. (Reuters/Joaquin Salguero)

Miami, 25 de febrero de 2020 – Las autoridades argentinas deben realizar una investigación pronta y transparente sobre la amenaza de muerte dirigida contra el periodista Diego Moranzoni y su familia, y enjuiciar a los responsables, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

El 13 de febrero, Moranzoni recibió mensajes por Instagram en los que amenazaban con matarlo a él y a su familia si continuaba informando sobre el caso de Fernando Báez, un joven que murió asesinado en la provincia de Buenos Aires el 18 de enero, Moranzoni declaró al CPJ por vía telefónica.

Moranzoni es presentador del programa diario de noticias y opinión “Crónica 2020” en el medio audiovisual privado Crónica HD, y ha dado amplia cobertura al caso de Báez, señaló el propio periodista.

Uno de los mensajes decía: “[P]ara de hablar, estoy dentro de la cárcel ahora, me están diciendo que te estás llendo [sic] de mambo y feo así que para de hablar porque cuando salga te mato a vos, a tu familia y a tu hijo”, según informaciones de prensa. Los mensajes salieron de la cuenta @maximothomsen19, que se corresponde con el nombre de Máximo Thomsen, uno de los sujetos acusados y detenidos por el asesinato de Báez, según versiones periodísticas. Moranzoni declaró al CPJ que no sabía quién era el verdadero dueño de la cuenta de Instagram.

Moranzoni señaló que había presentado una denuncia ante la Policía el 15 de febrero, pero que las autoridades no habían vuelto a comunicarse con él.

“Amenazar a los periodistas y a sus familiares es inaceptable. Las autoridades argentinas deben investigar prontamente las amenazas efectuadas contra Diego Moranzoni y dejar claro que toman en serio tales actos”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, desde Nueva York. “Las autoridades deben garantizar que los periodistas puedan trabajar con seguridad y sin temor a ser objeto de represalias”.

Thomsen y otros siete individuos acusados del asesinato están detenidos en la cárcel de Dolores, en Buenos Aires, y se ha ordenado que permanezcan en prisión preventiva durante el juicio, según versiones periodísticas.

Moranzoni mostró capturas de pantalla de las amenazas en un programa de “Crónica 2020” el 14 de febrero. Los mensajes contienen afirmaciones en el sentido de que Thomsen y los demás arrestados en el caso son inocentes.

Moranzoni declaró al CPJ que había bloqueado la cuenta @maximothomsen19 tras recibir los mensajes, y que no había recibido ninguna otra amenaza. Desde entonces, la cuenta ha sido cerrada.

El CPJ llamó a la Policía de Buenos Aires, pero ésta no contestó las llamadas.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo