Jack Forbes
Jack Forbes

Seguridad digital: Cómo retirar los datos personales de la Internet

Desde hace mucho tiempo, los periodistas han enfrentado amenazas en represalia por su labor, y en la era de la Internet los atacantes pueden aprovecharse de la información publicada en las redes sociales y en sitios web profesionales para hackear, avergonzar o difamar a su objetivo, o para abusar de él.

Los atacantes pueden robar información para hacerse pasar por un periodista o para manipularla sin permiso, o pueden divulgar datos privados de los periodistas (práctica conocida como doxing) —y posiblemente de sus compañeros y familiares— al averiguar y publicar sus direcciones particulares u otros detalles privados. Un periodista debe estar consciente de la información sobre su persona que es de dominio público, debe valorar lo que revela sobre sí mismo y debe tomar medidas para retirar esa información siempre que sea posible.

Debe saber que es muy difícil retirar datos de la Internet completamente, y esto es algo que debe recordar cuando publique mensajes en las redes sociales. El que un sitio web cumpla con una solicitud de retiro de información personal puede depender de si está conectado con una cuenta que usted controla, o si es propiedad de un tercero.

Los algoritmos de los buscadores también demoran en reflejar los cambios, por lo cual el contenido puede seguir disponible por varios días incluso si su solicitud fue fructífera.

Para evaluar la información personal:

  • Valore el tipo de acoso que han enfrentado los periodistas que cubren temas o noticias similares. Ciertos asuntos y temas pueden aumentar el riesgo de un periodista, por lo que se deben aumentar las precauciones en consonancia.
  • Ingrese su nombre en varios buscadores para ver qué información está disponible. Revise las fotos y los videos, así como los sitios web, y cree un recordatorio para hacer esto periódicamente.
  • Decida qué datos personales no deben ser públicos. Tales datos pueden comprender su ubicación, la fecha de nacimiento, la información de los contactos privados y los datos financieros. Recuerde que algunos detalles aparentemente inofensivos, como el nombre de su mascota, podrían ayudar a otra persona a hacerse pasar por usted.
  • Separe las cuentas de teléfono, correo electrónico y redes sociales del trabajo de las cuentas para el uso personal.
  • Revise las cuentas suyas en las redes sociales para ver qué datos personales están expuestos de acuerdo con sus ajustes de privacidad y seguridad.
  • Inscríbase en servicios de monitoreo crediticio que puedan alertarlo si hay alguna actividad fraudulenta en sus cuentas.

Para retirar información de las cuentas y los sitios web que usted controla:

  • Borre todo dato personal que usted haya decidido que no deba ser público.
  • Pídales a familiares y amigos que limiten la información que publican sobre usted, y sobre sí mismos.
  • Revise su sitio web u otros sitios web que usted opere, en busca de información sensible que lo identifique, y busque formas de retirarla siempre que sea posible. Por ejemplo, utilice un formulario de contacto en lugar de colocar su dirección de correo electrónico o su dirección particular.

Para retirar información de otros sitios web:

  • Comuníquese con los sitios para pedirles que retiren información sobre usted. Dependiendo del tipo de sitio, dónde está localizado y las leyes que rigen la información, puede que ellos cumplan o no. Revise cada sitio para entender sus políticas.
  • Comuníquese con Google Maps para desenfocar o retirar la imagen de su vivienda o cualquier otra información que lo identifique.
  • Pídales a los buscadores como Google Search que retiren enlaces de los resultados de búsqueda públicos.
  • Sitios como los directorios de personas toman información personal de las bases de datos públicas.

○ Pídales a los directorios que retiren la información sobre usted, aunque es posible que ésta vuelva a aparecer si usted no logra retirarla de la fuente.

○ Comuníquese con la entidad creadora de la base de datos pública, normalmente un organismo gubernamental, para ver si la información puede retirarse o hacerse privada. Las leyes sobre este tema varían según el país.

Para responder en caso de que se agrave el acoso:

Si el acoso digital que usted experimenta se ha agravado, ello puede ser señal de que a usted lo pueden atacar de formas más invasivas. Puede ser sabio reforzar las precauciones si está a punto de publicar con su firma un artículo de gran repercusión, o si puede recibir presiones como resultado de las elecciones o por la cobertura de otros acontecimientos.

  • Asegúrese de que todos sus perfiles de redes sociales sean privados; pídales a sus familiares que hagan lo mismo.
  • Si todavía no tiene el hábito, realice búsquedas periódicas para verificar qué tipo de información sobre usted y su familia se comparte en el dominio público. Aumente la frecuencia; si es necesario, pídale a un amigo o compañero que haga esto por usted, con el fin de reducir al mínimo la exposición suya a contenido abusivo.
  • Tome de inmediato medidas para retirar la información que revele su ubicación o que de otra manera aumente su riesgo. Tenga en cuenta que retirar los datos demora tiempo.
  • Tenga en cuenta que existe la posibilidad del fraude si se ha diseminado información sobre usted de carácter privado. Valore comunicarse con su empleador, banco o empresa de servicios públicos para avisarles que un tercero ha divulgado datos privados de usted intencionalmente y con el fin de perjudicarlo.
  • Documente los mensajes en que lo ataquen, amenacen o utilicen su información sin permiso, y denúncielos a las plataformas de redes sociales pertinentes, o a las autoridades si es necesario.

Si enfrenta un acoso grave o queda en una posición muy vulnerable por la revelación intencional de sus datos privados por parte de un tercero y su seguridad, su trabajo o su bienestar están en riesgo, puede ser necesario buscar apoyo y realizar un monitoreo continuo. Ello puede ser costoso. Si puede, pídale a su empleador que contrate a una empresa que se dedique a servicios profesionales de retiro y monitoreo de contenidos. Ejemplos de empresas estadounidenses que se especializan en esto son DeleteMe y Recorded Future.

Para más información sobre cómo proteger su seguridad durante una cobertura, visite el Centro de recursos del Departamento de Respuesta ante Emergencias del CPJ y lea nuestras Notas de seguridad. Para comunicarse con el Equipo de Respuesta ante Emergencias, escriba a la dirección emergencies@cpj.org.