Noticias   |   México

Asesinan a periodista mexicano en el estado de Nayarit

También está disponible en English, Português

Un oficial de policía hace guardia después de que miembros de la prensa escribieron mensajes en la calle durante una protesta contra el asesinato o la desaparición de más de 140 periodistas en México desde el 2000, frente al Palacio Nacional en la Ciudad de México el 1 de junio de 2018. El cuerpo El periodista Alejandro Márquez Jiménez fue encontrado el 1 de diciembre de 2018, cerca de Tepic, la capital del estado noroccidental de Nayarit. (AFP/Yuri Cortez)

Ciudad de México, 4 de diciembre de 2018--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) instó a las autoridades mexicanas a emprender de inmediato una investigación seria y rigurosa sobre el asesinato del periodista Alejandro Márquez Jiménez, cuyo cadáver fue encontrado el 1 de diciembre cerca de Tepic, la capital del noroccidental estado de Nayarit, según informaciones de prensa.

Márquez, de 40 años, era el director de Orión Informativo, una revista noticiosa digital y en formato impreso con frecuencia quincenal, la cual él había fundado hace aproximadamente dos años, Norma Cardoso, periodista de Nayarit, declaró ayer al CPJ. Anteriormente, él había trabajado durante ocho años en Crítica Diario, un periódico local.

Los medios locales informaron que el periodista también participaba activamente en la política y era partidario del Movimiento para la Regeneración Nacional (Morena), el partido político del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo el 1 de diciembre. En una foto que recibió amplia difusión el día que se dio a conocer la noticia de la muerte del periodista, él llevaba un polo con el logotipo de Morena y aparecía con López Obrador.

"Las autoridades mexicanas deben hacer de inmediato todo lo que esté en sus facultades para investigar adecuadamente si el asesinato de Alejandro Márquez tuvo alguna relación con su trabajo como periodista", declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. "La violencia contra los periodistas mexicanos continuará mientras se permita que los agresores actúen con impunidad".

Según informaciones de prensa, el cadáver del periodista fue hallado en una zanja cerca del aeropuerto de Tepic en la mañana del 1 de diciembre. En un artículo publicado el 2 de diciembre, el diario Excelsior, de Ciudad de México, informó que la última vez que se le vio con vida fue la tarde del 30 de noviembre, cuando recibió una llamada telefónica mientras comía con su familia, después de lo cual salió de casa. No se ha informado en los medios nacionales ni locales cuál fue la naturaleza de la llamada telefónica. El CPJ efectuó varias llamadas a la familia de Márquez, pero al 4 de diciembre seguía sin recibir respuesta.

Un artículo publicado el 3 de diciembre en el sitio web de Crítica Diario, citando fuentes anónimas, informó que el cadáver de Márquez presentaba como mínimo cuatro heridas de bala. El periódico agregó que el cadáver mostraba señales de golpes. Un portavoz de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Nayarit declaró ayer al CPJ que todavía no se le había autorizado divulgar ningún detalle de la investigación. Al 4 de diciembre, la FGE no había difundido ningún comunicado sobre el asesinato ni en su sitio web ni en sus páginas de Facebook y Twitter.

El 4 de diciembre, el CPJ intentó comunicarse varias veces por WhatsApp con el director de Crítica Diario, Lenín Guardado, pero no ha recibido respuesta.

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), una entidad federal, declaró ayer al CPJ que la FEADLE había abierto una investigación sobre el asesinato.

Orión Informativo principalmente cubría la política de Tepic y las municipalidades circundantes, según la periodista Norma Cardoso e informaciones de prensa. El CPJ pudo revisar varios artículos publicados en el sitio web de la revista en los días previos al asesinato de Márquez, todos los cuales trataban sobre acontecimientos políticos de la región, pero no pudo conseguir ejemplares impresos de las últimas ediciones de la revista. Cardoso declaró al CPJ que Márquez era muy conocido por sus informaciones sumamente críticas respecto a la política de la región, pero dijo que ella no estaba al tanto de ninguna amenaza contra la vida del periodista. Al 4 de diciembre, el CPJ no había podido encontrar indicios de amenazas o ataques previos contra Márquez.

Un portavoz del Mecanismo Federal para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos y los Periodistas, quien solicitó el anonimato para poder hablar con libertad sobre el asunto, declaró al CPJ el 2 de diciembre que Márquez no participaba en ningún esquema de protección federal ni había denunciado amenazas ante la institución.

México es el país más violento del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo. Con el asesinato de Alejandro Márquez, como mínimo 10 periodistas han sido asesinados en México en 2018, según datos del CPJ. El CPJ ha determinado que como mínimo cuatro de los periodistas asesinados en 2018 fueron objeto de represalia directa por su labor periodística.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo