Noticias   |   Panamá

El periodista holandés Okke Ornstein preso en Panamá por difamación penal

También está disponible en English, Português

El periodista holandés Okke Ornstein está detenido en Panamá por un caso de difamación criminal. (Kimberlyn David)

Nueva York, 29 de noviembre de 2016--Las autoridades panameñas deben liberar de inmediato al periodista holandés Okke Ornstein, quien ha estado detenido desde el 15 de noviembre, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés). Ornstein, periodista que reside en Panamá y que dirige el sitio noticioso Bananama Republic, fue arrestado en relación con una condena de 2012 por el delito de difamación a su llegada al aeropuerto internacional de Ciudad de Panamá, de acuerdo con su abogado, Manuel Succari.

"Las autoridades panameñas deben liberar de inmediato a Okke Ornstein y esforzarse por eliminar del código penal las anticuadas sanciones previstas para la difamación", declaró Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ. "Las leyes que envían a los periodistas a prisión por algo que escriben o transmiten, violan los estándares internacionales en materia de libertad de expresión".

Ornstein fue condenado por el delito de difamación el 14 de diciembre de 2012 y recibió una sentencia de 20 meses de cárcel luego de que Monte Friesner, un ciudadano canadiense, interpuso una querella por una nota del periodista en la que denunciaba que Friesner estaba supuestamente implicado en turbias prácticas empresariales en Panamá, según notas periodísticas y documentos jurídicos revisados por el CPJ.

Succari declaró que un recurso de apelación fue rechazado en 2013. En 2015, los tribunales volvieron a expedir una orden de arresto para mantener activo el proceso, aunque no se realizó ninguna tentativa por arrestar a Ornstein.

El CPJ intentó comunicarse con Friesner mediante la aplicación Facebook messenger para obtener una declaración, pero no recibió una respuesta de inmediato. Los intentos del CPJ por comunicarse con la Fiscalía panameña para obtener una declaración fueron infructuosos.

La familia del periodista expresó que Ornstein, quien también informa para medios holandeses y es colaborador de Al-Jazeera, ha ingresado y salido de Panamá regularmente desde la condena de 2012 y otra condena distinta dictada un año después, sin ser detenido.

La abogada de Ornstein en los Países Bajos, Channa Samkalden, declaró al CPJ que Ornstein fue hallado culpable en el segundo proceso penal por difamación en 2013 y fue sentenciado a 18 meses de cárcel por notas periodísticas sobre las prácticas ambientales y empresariales de una compañía en Panamá. Samkalden afirmó que Ornstein apeló el fallo condenatorio en 2014. En 2015 un juez sustituyó la pena de cárcel por una multa. En noviembre, un tribunal revocó el fallo de la apelación y restableció la pena de cárcel luego de que Ornstein presuntamente dejara de pagar la multa de USD 3,500, declaró Succari, pero agregó que el periodista no había recibido una notificación formal del cambio por parte del tribunal y que lo tienen detenido únicamente por la condena de 2012.

Los empresarios --Patricius Johannes Visser y Keren Visser-- también interpusieron una demanda civil en los Países Bajos en diciembre de 2015, expresó Samkalden. Ornstein está disputando una resolución dictada en rebeldía en este caso.

El sitio web de Ornstein, Bananama Republic, en la actualidad no está disponible. Un mensaje publicado el 15 de agosto en su página de Facebook expresa que el sitio web ha sido cerrado a la espera de un proceso legal en los Países Bajos.

"Es una situación extraordinaria, dado que Ornstein ha vivido en Panamá sin ningún problema desde las condenas y ha abandonado y regresado al país en numerosas ocasiones desde entonces", declaró la abogada, Samkalden.

Kimberlyn David, la pareja de Ornstein, declaró al CPJ que el periodista "se mantiene muy bien, pese a que sabe que es una situación muy difícil". Ella sostuvo que Ornstein ha estado en contacto con la embajada de los Países Bajos en Ciudad de Panamá.

Tribunales y legisladores en América Latina han llegado a la conclusión de que las sanciones civiles constituyen una reparación adecuada en procesos de presunta calumnia e injuria. Para consultar un estudio comparativo de las disposiciones penales sobre la difamación en las Américas, visite la campaña del CPJ Los críticos no son criminales.

[NOTA DEL EDITOR: Esta alerta se ha actualizado para reflejar que Ornstein está apelando una resolución dictada en rebeldía en el caso civil traído por los propietarios de empresa Patricius Johannes Visser y Keren Visser.]

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo