Noticias   |   Venezuela

Autoridades venezolanas sacan del aire canal que informó sobre protestas

También está disponible en English, Português

Bogotá, 13 de febrero de 2014--Las autoridades venezolanas sacaron del aire a un canal de noticias colombiano que informó sobre protestas antigubernamentales que han dejado tres muertos y decenas de heridos, según informaron el canal y la prensa.

Claudia Gurisatti, directora de la estación de cable de noticias las 24 horas NTN24, afirmó que el canal descubrió el miércoles por la tarde que CONATEL, el organismo que regula las telecomunicaciones, había emitido un comunicado ordenando al DirecTV y Movistar, las dos proveedoras de cable que transmiten al canal en Venezuela, que sacaran a NTN24 del aire.  

Idania Chirinos, directora de contenido de NTN24 y periodista venezolana, indicó que no sabía cuándo o si al canal le sería permitido volver al aire en Venezuela. Los informes del canal pueden ser vistos a través de Twitter, Facebook y YouTube, según afirmó Carlos Correa, director de la organización de libertad de expresión Espacio Público. Correa señaló que el sitio Web del canal había sido atacado por hackers y no estuvo disponible por un breve periodo el miércoles.

NTN24 es propiedad del grupo de radio y televisión RCN de Colombia y transmite en todo el continente. El canal proporciona cobertura extensiva sobre Venezuela y es con frecuencia sumamente crítica del gobierno socialista del país. "Abiertamente, es una censura a la prensa libre, un atropello al derecho que tienen los ciudadanos de informarse y un atentado a la libertad de expresión", indicó Gurisatti en el comunicado.  

NTN24 fue la única emisora disponible para la audiencia televisa en Venezuela que proporcionó una cobertura extensiva y en vivo de las protestas, indicó Correa al CPJ. Casi todas las emisoras de televisión en Venezuela, que están controladas o alineadas con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, ignoraron las protestas en las calles que fueron instigadas por estudiantes universitarios esta semana y que se extendieron a distintas ciudades. El sitio Web de noticias en inglés Caracas Chronicles destacó que mientras la Plaza Venezuela en el centro de Caracas estaba repleta de manifestantes el miércoles, los principales canales de televisión trasmitieron programas de entrenamiento como "La Bomba".

CONATEL no difundió ningún comunicado público sobre NTN24, pero emitió una declaración el martes indicando que las emisores de radio y televisión que cubrieran las protestas podrían violar la restrictiva Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, que prohíbe emitir informes o imágenes que "inciten o promueven el odio" o "fomenten la ansiedad de los ciudadanos o alteren el orden público",
  
En el pasado, CONATEL se ha concentrado en las emisoras venezolanas, pero ahora está poniendo atención en los canales extranjeros, que proporcionan cobertura independiente y crítica sobre el gobierno de Maduro, afirmó Correa.

"No satisfecho con reprimir a las pocas voces críticas que quedan en Venezuela, el gobierno del Presidente Nicolás Maduro está ahora arremetiendo contra los medios extranjeros que proporcionan cobertura crítica sobre su administración", afirmó desde Nueva York Carlos Lauría, coordinador senior del programa de las Américas del CPJ. "Las autoridades venezolanas deben restaurar la señal de NTN24 en Venezuela de forma inmediata, dejar de censurar fuentes de noticias que contradicen la narrativa oficial, y asegurar que los venezolanas pueden acceder información vital sobre lo que está ocurriendo en el país".

Los manifestantes antigubernamentales parecen haber sido responsables también de hechos de violencia el miércoles. Karen Méndez, de la televisora RT de Moscú se aprestaba a una transmisión en vivo desde  la terraza de la televisora estatal VTV cuando tuvo que cubrirse por un tiroteo, según informes de prensa. Afirmó luego que los atacantes supuestamente alineados con la oposición le habían disparado a ella.

En un comunicado, CONATEL señaló que los manifestantes constituían una "horda violenta" que habían destruido la entrada a su sede principal.

La presión sobre los pocos medios independientes que quedan en Venezuela se ha intensificado en los últimos meses. El gobierno de Maduro ha utilizado una serie de taticas, incluyendo limitar el acceso a papel diario, ordenar a los proveedores de servicio de internet que bloquen sitios Web que publican la tasa de cambio del mercado negro, y suprimir informes sobre la crisis económica, para silenciar a las voces críticas, según investigación del CPJ.

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo