Blog   |   Cuba

Yoani Sánchez, pionera de los blogueros cubanos, abre un nuevo camino

También está disponible en English

Por Sara Rafsky/Investigadora Asociada del programa de las Américas

La bloguera cubana Yoani Sánchez (CPJ/Nicole Schilit).

Habiendo superado una antigua barrera, Yoani Sánchez, una de las primeras figuras en la  blogosfera independiente de Cuba, pretende derribar otra. "Parecía un sueño imposible, pero aquí estoy", Sánchez expresó a los presentes en un encuentro realizado en la sede del CPJ en Nueva York. Después de que el gobierno cubano le negara el permiso de salida por lo menos 20 veces anteriormente, Sánchez está inmersa en su primer viaje al extranjero en una década. Y ahora, afirma Sánchez, ella tiene planes de lanzar una nueva publicación a su regreso a la isla. Aunque el proyecto todavía se encuentra en fase de creación, ella espera que el resultado sea moderno e innovador en diseño y contenido, con una cobertura informativa que comprenda desde los deportes hasta columnas de opinión críticas.

Si el proyecto tiene éxito, será otro hito para la autora de Generación Y. Este blog, que con sus críticos análisis y crónicas revolucionó el panorama informativo cubano cuando salió a la luz en 2007, es prácticamente inaccesible para el cubano promedio. Cuba posee muy pocas conexiones de Internet privadas, los cafés de Internet estatales están muy censurados y las conexiones en los hoteles no están al alcance del bolsillo de la mayoría de los ciudadanos. El lanzamiento de una nueva publicación, con amplios contenidos, especialmente si pudiera ser leída por muchos en Cuba, tendría alcances significativos para la libertad de prensa en el país. Después de todo, los medios nacionales autorizados en Cuba son controlados por el Partido Comunista, que reconoce la libertad de prensa solamente "de conformidad con los fines de la sociedad socialista".

El viaje fue la primera oportunidad que tuvo Sánchez de aprovechar una reforma, anunciada por el gobierno en 2012, que eliminaba el requerimiento del permiso de salida que durante mucho tiempo había restringido el viaje de los cubanos. Si bien la flexibilización de las restricciones de viaje representó un avance importante, según opinó Sánchez, también precisó que el país continúa siendo el que más restringe la libertad de prensa en el hemisferio. Cuba ocupó el noveno lugar en el informe global 2012 del CPJ sobre los países con mayor censura, y las autoridades continúan reprimiendo el disenso. Tras estar ausente un año del censo anual del CPJ sobre casos de periodistas encarcelados, Cuba se reincorporó al grupo de países que encarcelaron a periodistas en 2012 con el encierro de Calixto Ramón Martínez Arias, quien actualmente se encuentra en huelga de hambre en protesta por su detención.  

El amplio reconocimiento internacional de Sánchez la ha convertido en blanco frecuente de las autoridades. Su gira internacional ha sido interrumpida reiteradas veces por manifestantes que simpatizan con el gobierno de la isla. Aunque ella no espera que la agredan físicamente o la encarcelen a su regreso a Cuba, ella sí anticipa "un fusilamiento mediático" por parte de la aceitada maquinaria propagandística del gobierno. Sánchez acepta esa posibilidad con cierta naturalidad: "Uno no debería acostumbrarse al horror, pero estoy acostumbrada". Y a pesar de todo, ella ve con optimismo el futuro, y sostiene que el gobierno continúa empleando "tácticas del siglo XX"  destinadas a fracasar, y que las autoridades no se han dado cuenta de que "el mundo ha cambiado".

Las muestras de apoyo que Sánchez ha recibido en el extranjero la llenan de esperanza. Ella explicó a los asistentes al encuentro que si bien es extremadamente difícil tener acceso a la Internet y recibir información no sesgada, la necesidad ha vuelto creativos e innovadores a los cubanos. Tarde o temprano se enteran de la labor de las organizaciones internacionales de derechos humanos, afirmó, y ello es una importante fuente de respaldo para la comunidad de disidentes y periodistas independientes.

También presente en el encuentro, el bloguero cubano Orlando Luis Pardo Lazo manifestó que "no quiero ser la excepción, espero que todos los cubanos puedan salir del país" si así lo desean. Sánchez y Pardo estuvieron acompañados de las dos mujeres, una estadounidense y otra canadiense, que suben y traducen las entradas del blog de Sánchez, que como todos los blogs independientes cubanos está alojado en un servidor en el extranjero. Era la primera vez que Sánchez las conoció en persona.

Hoy en día la vida en Cuba y la forma en que se comparte la información es "peculiar" y está llena de contradicciones, indica Sánchez. Puso como ejemplo que uno puede estar en un ómnibus desvencijado en La Habana y ver que alguien saca un iPhone4. Aunque el progreso de las reformas políticas y económicas es incierto, Sánchez piensa que éste es el momento correcto para que los cubanos comiencen a presionar en todos los sentidos: "Si esperamos a que el cambio venga desde arriba, vamos a estar muy frustrados".

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo