Noticias   |   Venezuela

Columnista de diario asesinado a balazos en Venezuela

También está disponible en English, Português

Nueva York, 20 de mayo de 2011--Wilfred Iván Ojeda, un columnista de diario y político venezolano, fue asesinado a balazos el martes en la ciudad de La Victoria, estado de Aragua. El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) instó a las autoridades a conducir una  investigación exhaustiva y a enjuiciar a todos los responsables.  

Ojeda, de 56 años, columnista político del diario El Clarín y un conocido activista del partido de oposición Acción Democrática, fue hallado muerto en la mañana del martes, según informes de prensa. Su cuerpo fue descubierto en un terreno baldío, baleado en la cabeza, amordazado, encapuchado y con sus manos atadas, según investigadores locales. Las columnas de Ojeda se enfocaban en política local y no eran consideradas fuertemente críticas, según reporteros locales.  

El vehículo del columnista fue encontrado a 24 kilómetros de la escena del crimen. El diario El Nacional indicó que Ojeda estaba conduciendo su vehículo el lunes por la tarde cuando fue interceptado por asaltantes no identificados. Sus pertenencias no han sido robadas, señaló la policía. 

Los fiscales venezolanos están investigando el caso y no han descartado ninguna hipótesis, incluyendo su periodismo, según indicaron informes de la prensa local.

"Instamos a las autoridades venezolanas a investigar exhaustivamente el brutal asesinato del columnista Wilfred Ojeda, establecer si fue en represalia por su labor y enjuiciar a todos los responsables", afirmó Carlos Lauría, coordinador senior del programa de las Américas del CPJ. 

La base de datos del CPJ muestra que si bien la violencia letal no es común en Venezuela, tres periodistas han caído por su labor desde 2002: Orel Sambrano, Jorge AguirreJorge Ibraín Tortoza Cruz. Los motivos de los asesinatos de otros tres reporteros, Pierre Fould GergesJesús Rafael Flores Rojas y Mauro Marcano, aún permanecen sin esclarecer y el CPJ continúa  monitoreando las investigaciones.

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo