Noticias   |   Cuba

Periodista cubano preso recibe licencia extrapenal por motivos de saludEl CPJ exige la liberación de los demás 24 periodistas injustamente encarcelados

Nueva York, 1 de diciembre del 2005 – Mario Enrique Mayo Hernández, periodista cubano preso que se había infligido heridas y había realizado reiteradas huelgas de hambre para llamar la atención sobre su difícil situación, recibió una licencia extrapenal por motivos de salud hoy, a más de dos años y medio de haber sido encarcelado en la ofensiva que el gobierno cubano emprendió en marzo del 2003 contra la prensa independiente.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) hizo un llamado al gobierno cubano, que ocupa el segundo lugar en el mundo entre los gobiernos que tienen encarcelados a más comunicadores, a liberar a los demás 24 periodistas que están presos injustamente en las cárceles cubanas.

"Es horrendo que nuestro colega Mario Enrique Mayo Hernández se haya visto obligado a recurrir a estas medidas extremas para lograr la atención de las autoridades", declaró Ann Cooper, Directora Ejecutiva del CPJ. "Su situación pone de relieve las difíciles condiciones en que se encuentran los demás 24 periodistas cubanos presos, quienes deben ser liberados inmediata e incondicionalmente".

Maidelín Guerra Álvarez, la esposa de Mayo Hernández, declaró al CPJ que un oficial de la Seguridad del Estado le había informado esta mañana que su esposo recibiría una licencia extrapenal por motivos de salud por el plazo de un año. Cuando ella y otros familiares se presentaron en la prisión Kilo 7, en la provincia de Camagüey, para buscar al periodista, les informaron que le habían concedido la licencia extrapenal debido al serio deterioro de su sistema nervioso. En septiembre del 2005 Mayo Hernández se infligió varias heridas y amenazó con terminar su vida, señaló Guerra Álvarez.

Según las condiciones previstas en la licencia extrapenal, Mayo Hernández debe presentarse todos los meses ante la Seguridad del Estado y firmar un documento como constancia de que está en la provincia. En noviembre del 2006, debe regresar a la prisión para ver si le revocan la licencia extrapenal o se la prorrogan.

Mayo Hernández, director de la agencia noticiosa independiente Félix Varela, fue sometido en abril del 2003 a un juicio sumario a puerta cerrada en el que se le acusó de violar el Artículo 91 del Código Penal, que prevé largas sanciones de privación de libertad o la muerte para todo el que actúe contra "la independencia o la integridad territorial del Estado". Lo sentenciaron a 20 años de cárcel.

En dos ocasiones en el 2003, Mayo Hernández se sumó a otros periodistas presos en huelgas de hambre en reclamo de mejor alimentación y atención médica y en protesta contra el maltrato a otros reclusos. Mayo Hernández sufre de hipertensión y problemas del aparato digestivo, según Guerra Álvarez.

En diciembre del 2004, Mayo Hernández fue llevado al hospital de la prisión Combinado del Este en La Habana, donde le diagnosticaron glaucoma en el ojo izquierdo e inflamación de la próstata, indicó Guerra Álvarez. En julio de este año, Mayo Hernández se declaró en huelga de hambre en protesta contra su encierro, y como resultado de ello perdió 20 libras de peso.

Cuba es uno de los países con más periodistas encarcelados, superado solamente por China. Dos periodistas cubanos fueron encarcelados en el presente año, con lo cual se sumaron a otros 22 que han estado presos desde la ofensiva gubernamental de marzo del 2003 contra la prensa independiente y la oposición.

La mayoría de los periodistas están en cárceles ubicadas lejos de sus hogares, lo que significa una carga más para sus familias. Ellos han denunciado las deficientes condiciones sanitarias y la inadecuada atención médica. También se han quejado de recibir alimentos que huelen mal o están en mal estado. Muchos periodistas sólo reciben visitas familiares cada tres meses y conyugales cada cuatro meses.



FIN

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo