Los 10 países con la mayor censura

Tendencias en materia de libertad de prensa: Los 10 países con mayor censura amenazan con penas de cárcel y restringen la Internet para silenciar a la prensa

Eritrea y Corea del Norte son el primer y el segundo país con la mayor censura del mundo, de acuerdo con una lista que el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) recopiló de los 10 países donde la prensa enfrenta mayores restricciones. La relación se basa en investigaciones sobre el empleo de tácticas que van desde el encarcelamiento y las leyes represivas hasta el hostigamiento de los periodistas y las restricciones al acceso a la Internet.

En Eritrea, el presidente Isaias Afewerki ha triunfado en su campaña para aplastar el periodismo independiente, y ha creado un clima mediático tan opresivo que hasta los reporteros de los medios estatales viven en constante temor de que los arresten. La amenaza del encarcelamiento ha llevado a muchos periodistas a optar por el exilio en lugar de arriesgarse a ser arrestados. Eritrea es el país africano con el mayor número de periodistas encarcelados, con al menos 23 tras las rejas, ninguno de los cuales ha sido enjuiciado o siquiera acusado de cometer un delito.

Temiendo la expansión de las rebeliones de la Primavera Árabe, en 2011 Eritrea anuló los planes para ofrecerles Internet móvil a sus ciudadanos, y con ello limitó la posibilidad de acceso a la información independiente. Aunque la Internet está disponible, el acceso a ella es mediante conexiones telefónicas, y menos del 1 por ciento de la población se conecta a la Web, según cifras de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, organismo de las Naciones Unidas. Eritrea también posee una de las cifras mundiales más bajas de usuarios de teléfonos celulares, y apenas el 5,6 por ciento tiene uno de estos aparatos.

En Corea del Norte, el 9,7 por ciento de la población tiene teléfonos celulares, una cifra que no incluye la tenencia de teléfonos ingresados de contrabando desde China. En lugar de la Internet global, a la cual tiene acceso solamente un selecto grupo de poderosos individuos, algunas escuelas y otras instituciones tienen acceso a una intranet sometida a estrictos controles. Y pese a la llegada de una corresponsalía de la Associated Press a Pyongyang en 2012, el Estado ejerce un control tan absoluto sobre la agenda informativa que, tras la ejecución del tío de Kim Jong Un, caído en desgracia, las autoridades editaron imágenes de noticiero para borrar su imagen.

Las tácticas utilizadas por Eritrea y Corea del Norte se reflejan en distinta medida en otros países donde impera la censura. Para mantenerse en el poder, los regímenes represivos recurren a una combinación de monopolio mediático, hostigamiento, espionaje, amenazas de penas de cárcel dirigidas a periodistas y la restricción del ingreso de periodistas al país o de sus movimientos en el territorio nacional.

El encarcelamiento es la forma de intimidación y hostigamiento más eficaz empleada contra los periodistas.

Siete de los 10 países con la mayor censura --Eritrea, Etiopía, Azerbaiyán, Vietnam, Irán, China y Myanmar-- también se encuentran entre los 10 países con los peores registros de periodistas encarcelados en todo el mundo, según el conteo anual de periodistas presos del CPJ.

Más de la mitad de los periodistas presos en todo el mundo han sido acusados de delitos contra la seguridad del Estado, inclusive en China, el país con la mayor cifra de periodistas encarcelados y el octavo país con la mayor censura. De los 44 periodistas encarcelados --la mayor cifra registrada por China desde que el CPJ comenzó a llevar estadísticas al respecto en 1990-- 29 estaban acusados de delitos contra el Estado. Entre otros países que emplean ese tipo de delito para aplastar a las voces críticas se encuentra Arabia Saudita (tercer país con la mayor censura), donde la monarquía gobernante, no satisfecha con silenciar la disensión interna, colaboró con otros gobiernos del Consejo de Cooperación del Golfo para asegurar que las críticas contra los gobernantes de cualquier Estado miembro reciban una severa respuesta.

En Etiopía --número cuatro en la relación del CPJ sobre los países con mayor censura-- la amenaza de encarcelamiento ha contribuido al marcado aumento en la cifra de periodistas exiliados. Durante una amplia campaña represiva contra los blogueros y las publicaciones independientes en 2014, más de 30 periodistas se vieron obligados a huir, según datos del CPJ. La ley antiterrorismo adoptada en 2009 en Etiopía, la cual tipifica como delito cualquier información periodística que en opinión de las autoridades "aliente" o "brinde apoyo moral" a organizaciones proscritas, ha sido utilizada contra muchos de los 17 periodistas encarcelados en ese país. Vietnam (el sexto país con la mayor censura) emplea una ambigua ley contra "el abuso de la libertad democrática" para encarcelar a blogueros, mientras que Myanmar (el noveno país con la mayor censura) recurre a la Ley de Secretos Oficiales, adoptada en 1923, para evitar cualquier tipo de denuncia dirigida contra sus fuerzas armadas.

El acceso a la Internet está sumamente restringido en países gobernados por partidos comunistas --Corea del Norte, Vietnam, China y Cuba--.

En Cuba (el décimo país con la mayor censura), la Internet está disponible solamente para una pequeña proporción de la población, pese a la inversión externa para mejorar la conexión del país a la Internet. China, a pesar de contar con cientos de millones de usuarios de Internet, mantiene la "Gran Muralla de Fuego", una mezcla sofisticada de censores humanos y herramientas tecnológicas, para bloquear los sitios web críticos y controlar los medios sociales.

En países de tecnología avanzada como China, las restricciones sobre la Internet se combinan con la amenaza de penas de cárcel para asegurar que las voces críticas no ganen influencia en la Internet. De los 44 periodistas chinos presos, 32 son periodistas digitales.

En Azerbaiyán (el quinto país con la mayor censura), donde existen pocos medios tradicionales independientes, las autoridades han hecho extensivas las disposiciones penales sobre la difamación a los medios sociales y este delito se castiga con una pena de seis meses de cárcel. Irán, el séptimo país con la mayor censura, cuenta con uno de los esquemas de censura de la Internet más estrictos del mundo, mediante el cual millones de sitios web están bloqueados. También es el segundo país del mundo con la mayor cifra de periodistas presos, con un total de 30 encerrados tras las rejas. Se sospecha que las autoridades iraníes crean versiones falsas de sitios web y buscadores populares como parte de las técnicas de vigilancia.

El hostigamiento gubernamental es una táctica empleada en al menos cinco de los países con la mayor censura, entre ellos Azerbaiyán, donde las autoridades han allanado sedes de medios, han amenazado a anunciantes, y han acusado a periodistas de delitos tales como la posesión de drogas, en represalia por su labor informativa. En Vietnam, muchos blogueros son objeto de vigilancia en un intento por evitar que asistan a acontecimientos de valor noticioso e informen sobre ellos. En Irán, las autoridades han citado a familiares de periodistas y les han dicho que podrían perder el empleo y la pensión por causa del trabajo de los periodistas. Y en Cuba, que ha logrado algunos avances, como restablecer las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y proponer el fin del gobierno de los Castro para el 2018, los pocos periodistas independientes que tratan de informar en el país son sometidos al hostigamiento y a detenciones de corta duración.

Restringir los movimientos de los periodistas y prohibir el ingreso de los corresponsales extranjeros también es una táctica común utilizada por los gobiernos defensores de la censura. En Eritrea, el último periodista extranjero acreditado que quedaba en el país fue expulsado en 2007, y los pocos periodistas extranjeros que son invitados ocasionalmente para entrevistar al presidente son vigilados de cerca. En China, por su parte, las autoridades han sometido a corresponsales extranjeros a retrasos arbitrarios en las solicitudes de visado.

Otras cuatro naciones donde impera la censura y que estuvieron cerca de integrar la relación del CPJ son Belarús, Guinea Ecuatorial, Uzbekistán y Turkmenistán. Estos países prácticamente no cuentan con medios independientes y están tan cerrados al resto del mundo que puede ser difícil siquiera obtener información sobre las condiciones de los periodistas.

La relación de países con la mayor censura aborda solamente aquéllos en que el gobierno ejerce un estricto control sobre los medios. En algunos países, en particular Siria, las condiciones son extremadamente peligrosas y los periodistas han sido secuestrados, apresados y muertos, algunos por las fuerzas leales al presidente Bashar al-Assad y otros por los grupos radicales como el Estado Islámico.

La relación de los 10 países con la mayor censura se basa en los datos recabados por el CPJ, así como en la experticia del personal de la organización. Se utiliza una serie de indicadores para medir la censura en estos países, como por ejemplo la ausencia de medios privados o independientes, el bloqueo de sitios web, las restricciones sobre la grabación y la difusión electrónicas, los requisitos de licencias para ejercer el periodismo, las restricciones sobre los movimientos de los periodistas, la vigilancia gubernamental de los periodistas, la interferencia de las señales de radio y televisión extranjeras, y la prohibición del ingreso de corresponsales extranjeros.

1. Eritrea

Líder: El presidente Isaias Afewerki, en el poder desde 1993.

Cómo funciona la censura: los medios estatales son los únicos que tienen permiso para difundir las noticias; el último corresponsal extranjero acreditado fue expulsado en 2007. Hasta los periodistas que se desempeñan en la prensa estatal, objeto de una férrea censura, viven en el temor constante de ser arrestados por cualquier reportaje que pueda ser considerado como crítico del partido gobernante, o de que se sospeche que filtraron información a medios extranjeros. Los últimos medios privados fueron suspendidos y sus periodistas fueron encarcelados en 2001. Muchos de ellos permanecen tras las rejas: Eritrea es el país africano con el mayor número de periodistas presos. Ninguno de los arrestados han sido enjuiciados, y el temor a ser víctima de arresto ha obligado a decenas de periodistas a marchar al exilio. Los periodistas exiliados tratan de proporcionar acceso a sitios web noticiosos independientes y a transmisiones de radio, pero la oportunidad de hacerlo es limitada debido a la interferencia de las señales y al estricto control sobre la Internet que ejerce la única empresa estatal de telecomunicaciones, EriTel. Todas las comunicaciones móviles deben pasar por EriTel, y todos los proveedores de servicio de Internet deben utilizar el nodo de interconexión controlado por el gobierno. El acceso a la Internet es extremadamente limitado y está disponible solamente por medio de lentas conexiones telefónicas. Menos del 1 % de la población se conecta a la Internet, según cifras de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, organismo de las Naciones Unidas.

Aspecto negativo a resaltar: Cinco periodistas independientes que fueron arrestados en 2001 pueden haber muerto en prisión, según personas que se han exiliado recientemente. Con acceso limitado a la información en Eritrea, el CPJ no puede verificar de manera independiente la muerte de los periodistas y continúa incluyéndolos en su relación de periodistas presos como modo de presionar al gobierno a rendir cuenta de la situación de ellos.

2. Corea del Norte

Líder: Kim Jong Un, quien asumió el poder a la muerte de su padre, Kim Jong Il, en diciembre de 2011.

Cómo funciona la censura: El Artículo 53 de la Constitución política norcoreana reclama la libertad de prensa, pero incluso con una corresponsalía de la Associated Press --integrada por personal norcoreano y ubicada en la sede de Pyongyang de la estatal Agencia de Noticias Central Coreana-- y con un pequeño grupo de corresponsales extranjeros procedentes de países políticamente afines, el acceso a fuentes independientes es extremadamente limitado. Casi todo el contenido de los 12 principales diarios, 20 publicaciones periódicas y los medios audiovisuales proviene de la oficial Agencia de Noticias Central Coreana, que se enfoca en las declaraciones y actividades de la dirigencia política. El Internet está disponible solamente para la élite política, pero algunas escuelas e instituciones estatales tienen acceso a una intranet estrictamente controlada llamada Kwangmyong, según la AP. Los norcoreanos que buscan información independiente recurren a las señales de medios audiovisuales extranjeros y a DVD extranjeros de contrabando, en particular a lo largo de la porosa frontera con China. Aunque los teléfonos celulares están prohibidos, en los últimos años algunos ciudadanos han podido obtener acceso a las noticias por medio de teléfonos ingresados de contrabando, los cuales dependen de las torres para celulares de China. Los periódicos surcoreanos han informado que Corea del Norte en 2013 comenzó a fabricar smartphones que funcionan en una red construida por la empresa egipcia Orascom y la empresa estatal Korea Post and Telecommunications Corp. Es común ver a los comerciantes de mercados callejeros utilizar teléfonos 3G que pueden intercambiar videos y enviar mensajes de texto, según personas que han viajado a Corea del Norte.

Aspecto negativo a resaltar: Después de que Kim Jong Un ordenara (cerca de la fecha del segundo aniversario de la muerte de su padre) la ejecución de su tío, Jang Song Thaek, los archivos de los medios estatales eliminaron toda mención a Jang, inclusive en videos oficiales de los cuales se editó la imagen de Jang. Los medios vilipendiaron a Jang como "despreciable escoria humana, quien era peor que un perro".

3. Arabia Saudita

Líder: El rey Salman, quien ha gobernado desde enero de 2015.

Cómo funciona la censura: El gobierno saudita ha intensificado gradualmente la represión jurídica desde la Primavera Árabe. Las enmiendas a la ley de prensa adoptadas en 2011 penalizan la publicación de cualquier material que se considere que contraviene la ley islámica, que vulnere los intereses del Estado, que promueva intereses extranjeros, que perjudique el orden público o la seguridad nacional, o que posibilite la actividad criminal. En 2014, el gobierno decretó una nueva ley y regulaciones antiterrorismo que, de acuerdo con Human Rights Watch, "tipificarán como delito prácticamente cualquier expresión o asociación crítica del gobierno y su interpretación del Islam." La ley le otorgó al Tribunal de lo Penal Especializado, establecido en 2008, la facultad de conocer testimonios sin la posibilidad de objeción y en ausencia del acusado o el abogado del acusado. La Comisión General de Medios Audiovisuales anunció en abril de 2014 que vigilará el contenido de la Internet y de YouTube para asegurar que los colaboradores sauditas, que son una de las mayores audiencias del sitio de compartir videos por Internet, se adhieran a las directivas gubernamentales. Muchos sauditas utilizan a YouTube para abordar cuestiones polémicas, tales como la prohibición de manejar de que son objeto las mujeres, y para documentar acontecimientos que los medios ignoran, como la muerte a puñaladas de un ciudadano canadiense en un centro comercial de la ciudad de Dhahran en noviembre de 2014. Arabia Saudita también utilizó su influencia regional en el Consejo de Cooperación del Golfo para aprobar restricciones que les impiden a los medios noticiosos de los Estados miembros criticar a los gobernantes de otros Estados miembros.

Aspecto negativo a resaltar: Una serie de arrestos y procesamientos de personas que expresaron opiniones independientes se llevaron a cabo en 2014. Muchos de los arrestados fueron acusados de delitos relacionados con la prensa tras cubrir protestas. En octubre el gobierno utilizó una ley de 2007 contra el ciberdelito para enjuiciar a por lo menos siete sauditas en relación con el empleo de Twitter presuntamente para criticar a las autoridades y exigir que se les permitiera manejar a las mujeres.

4. Etiopía

Líder: Primer ministro Hailemariam Desalegn, en el poder desde septiembre de 2012.

Cómo funciona la censura: Mientras Etiopía se preparaba para las elecciones de mayo de 2015, el Estado sistemáticamente reprimía a las publicaciones independientes que quedaban en el país, por medio del arresto de periodistas y la intimidación de empresas de impresión y distribución. Presentar demandas contra los directores de medios y obligar a los propietarios de medios a suspender sus operaciones ha dejado solamente un puñado de publicaciones independientes en una nación de más de 90 millones de personas. En 2014 diez periodistas y blogueros independientes fueron encarcelados; en agosto pasado las autoridades abrieron un proceso judicial y acusaron a seis publicaciones de "alentar el terrorismo", con lo cual obligaron a por lo menos 16 periodistas a salir al exilio. No existen medios audiovisuales independientes, aunque la señal de la Televisión Satelital Etíope (ESAT), un canal opositor con sede en Estados Unidos, se transmite de manera intermitente en el país. La empresa estatal de telecomunicaciones Ethio Telecom es el único proveedor de Internet y habitualmente suspende a sitios web de noticias críticos. Algunos periodistas extranjeros trabajan en Etiopía, pero muchos están vigilados y son objeto de hostigamiento. Aunque los periodistas no han tenido dificultades en el pasado para recibir acreditación de prensa, los que han llegado más recientemente afirman que enfrentan desafíos.

Aspecto negativo a resaltar: En 2014 las autoridades desataron la mayor campaña represiva contra la prensa desde una ofensiva de 2005 que siguió a disputadas elecciones parlamentarias. Diez periodistas y blogueros independientes fueron arrestados y acusados de cometer delitos contra el Estado, y al menos ocho publicaciones independientes fueron cerradas.

5. Azerbaiyán

Líder: El presidente Ilham Aliyev ha estado en el poder desde octubre de 2003, cuando su padre lo nombró sucesor.

Cómo funciona la censura: Las principales fuentes de información en Azerbaiyán son los medios audiovisuales, que pertenecen al Estado y a sus aliados o están controlados por ellos. Los medios audiovisuales extranjeros están prohibidos o sus señales satelitales son objeto de interferencia. Los medios impresos críticos han sido sometidos al hostigamiento por parte del Gobierno, lo cual abarca desde debilitantes querellas, desalojos, prohibiciones contra el financiamiento extranjero, y presiones a las empresas para que no inviertan en publicidad. La libertad de expresión en la Internet está sujeta a la autocensura debido a una disposición penal sobre la difamación que estipula una pena de seis meses de cárcel. Los sitios web de noticias y las redes sociales son bloqueados arbitrariamente. Por lo menos 10 periodistas y blogueros, entre ellos la galardonada periodista Khadija Ismayilova, están en las cárceles azerbaiyanas. Varios periodistas críticos abandonaron el país en 2014, y los que se quedaron enfrentaron ataques y hostigamiento, se les prohibió viajar o fueron procesados sobre la base de delitos inventados.

Aspecto negativo a resaltar: Emin Huseynov, director del Instituto para la Libertad y la Seguridad de los Reporteros (IRFS), fue obligado a ocultarse en agosto después de que las autoridades allanaran la sede de la organización, confiscaran todos sus documentos y clausuraran el local. Varias otras organizaciones no gubernamentales internacionales que brindaban apoyo a los medios locales también fueron obligados a suspender sus actividades en Azerbaiyán después de que las autoridades las acusaran de evasión fiscal, allanaran sus sedes y congelaran sus cuentas bancarias. El personal de estas organizaciones y sus familiares enfrentaron el hostigamiento del Gobierno.

6. Vietnam

Líder: El primer ministro Nguyen Tan Dung ha estado en el poder desde 2006.

Cómo funciona la censura: El gobierno vietnamita, dirigido por el Partido Comunista, prohíbe la propiedad privada sobre los medios impresos y audiovisuales. En virtud de la Ley de Medios de 1999 (Artículo 1, Capítulo 1), todos los medios que funcionan en Vietnam deben actuar como "voceros de las organizaciones partidistas". El Departamento Central de Propaganda sostiene reuniones semanales obligatorias con los directores de los medios impresos y audiovisuales locales para transmitirles directivas sobre los temas que deben enfatizar o censurar en la cobertura informativa. Entre los temas prohibidos se encuentran las actividades de los disidentes y activistas políticos; las divisiones internas en el Partido Comunista; las cuestiones de derechos humanos; y cualquier mención de diferencias étnicas entre las regiones, otrora divididas, del norte y el sur del país. Los blogueros independientes que informan sobre cuestiones sensibles han sido objeto de represalias en la forma de ataques callejeros, arresto arbitrario, vigilancia y duras penas de cárcel por acusaciones de cometer delitos contra el Estado. Vietnam es una de las naciones con mayor número de periodistas encarcelados, con por lo menos 16 en prisión. Las autoridades generalmente bloquean el acceso a los sitios web críticos del gobierno, entre ellos populares blogs alojados en el extranjero como Danlambao, que informa sobre política, cuestiones de derechos humanos y las disputas con China. En septiembre de 2013, una nueva ley hizo extensiva la censura estatal a las plataformas de redes sociales, y tipificó como delito subir a las redes sociales cualquier material, inclusive artículos de la prensa extranjera, que se considere que "se oponen al Estado" o "perjudican la seguridad nacional".

Aspecto negativo a resaltar: Con cada vez mayor frecuencia las autoridades han utilizado el Artículo 258, la disposición relativa a la seguridad del Estado que de modo ambiguo sanciona "el abuso de las libertades democráticas", para amenazar y procesar judicialmente a blogueros independientes. Por lo menos tres blogueros han sido condenados en virtud de dicha disposición legal, que prevé penas de siete años de cárcel.

7. Irán

Líder: El ayatolá Alí Jamenei ha sido el líder supremo desde 1989. Hassan Rouhani ha sido presidente desde agosto de 2013.

Cómo funciona la censura: El gobierno utiliza la detención masiva y arbitraria como modo de silenciar la disensión y obligar a los periodistas a marchar al exilio. En 2009, Irán se convirtió en el país con mayor número de periodistas presos del mundo y desde entonces ha ocupado uno de los primeros puestos en esa estadística a nivel mundial. Las autoridades iraníes cuentan con uno de los esquemas de censura de la Internet más estrictos del mundo, mediante el cual millones de sitios web están bloqueados, entre ellos sitios de noticias y de redes sociales. Se sospecha que emplean técnicas sofisticadas, como crear versiones falsas de sitios web y buscadores populares, y el régimen frecuentemente interfiere las señales satelitales. La situación de la prensa no ha mejorado durante el mandato de Rouhani pese a las esperanzas de los Estados Miembros de las Naciones Unidas y de las organizaciones de derechos humanos. Rouhani también incumplió la promesa electoral de rehabilitar la Asociación de Periodistas Iraníes, organización que contaba con 4,000 miembros y que fue obligada a suspender sus actividades en 2009.

Aspecto negativo a resaltar: Las autoridades iraníes controlan la cobertura informativa de ciertos temas reduciendo el pequeño círculo de periodistas y medios noticiosos que tienen autorización para informar sobre tales temas. En febrero, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán presentó una demanda contra el periodista conservador Hossein Ghadyani y el periódico donde se desempeña, Vatan-e Emrooz. El periódico, que apoya al expresidente Mahmoud Ahmadinejad, había publicado cuatro artículos que criticaban las negociaciones internacionales en torno al programa nuclear iraní y había denunciado actos de corrupción en el trato otorgado por el gobierno a una empresa petrolera.

8. China

Líder: El presidente Xi Jinping, en el poder desde marzo de 2013.

Cómo funciona la censura: Durante más de una década, China ha estado entre los tres países con mayor número de periodistas presos del mundo, una distinción que es poco probable que pierda pronto. El Documento 9, un informe oficial secreto con fecha 22 de abril de 2014 que fue filtrado ampliamente en la Internet y a la prensa extranjera, incluía la directiva de "combatir siete peligros políticos" y rechazar el concepto de "valores universales" y la promoción de "la visión occidental sobre los medios". El Documento 9 puso de relieve que el papel de los medios es respaldar el sistema unipartidista chino. El informe ratificaba la necesidad de que los censores humanos y tecnológicos de China permanecieran cada vez más alertas al vigilar a los más de 642 millones de usuarios de Internet chinos --aproximadamente el 22 % del total mundial--. A finales de noviembre de 2014, Xu Xiao, poeta y editor de arte de la revista de Negocios Caixin, con sede en Beijing, fue detenido bajo sospecha de "poner en peligro la seguridad nacional". El Departamento Central de Propaganda les advirtió a los directores de medios que no informaran sobre la investigación en torno a Xu, lo cual suscitó temores de que las tácticas empleadas para suprimir la disensión política se aplicarían a las publicaciones que abordan las artes de una manera crítica. Los periodistas extranjeros que tratan de trabajar en China han enfrentado obstáculos, como por ejemplo el retraso o la denegación de la solicitud de visado. Aunque algunas restricciones de visado entre Estados Unidos y China se han eliminado, durante una conferencia de prensa celebrada en Beijing en noviembre de 2014 con el presidente estadounidense Barack Obama Xi argumentó que los periodistas extranjeros que enfrentaban las restricciones de visado se habían buscado el problema ellos mismos.

Aspecto negativo a resaltar: Gao Yu, uno de los 44 periodistas tras las rejas en China, fue detenida y acusada de la entrega ilícita de secretos de Estado a entidades extranjeras, a los pocos días de que Mirror Monthly, una revista de Política en idioma chino con sede en Nueva York, publicara detalles del Documento 9. Gao, de 70 años de edad, confesó ante el canal televisivo oficial CCTV, pero durante su juicio a puertas cerradas, el 21 de noviembre de 2014, ella declaró que la confesión era falsa y que la había hecho únicamente para evitar que su hijo fuera amenazado y acosado, según el abogado de la periodista.

9. Myanmar

Líder: El presidente Thein Sein, general en retiro, ha dirigido un gobierno semicivil desde 2011.

Cómo funciona la censura: La censura previa a la publicación llegó a su fin en 2012 tras más de cuatro décadas de vigencia, pero los medios birmanos siguen estando estrictamente controlados. La Ley de Registro de Impresores y Propietarios de Medios, adoptada en marzo de 2014, prohíbe la emisión de noticias que puedan considerarse un insulto a la religión, que puedan ser causantes de desorden público o que puedan ser perjudiciales a la unidad étnica. Las publicaciones deben inscribirse en el registro en virtud de la ley, y las que sean halladas en violación de sus ambiguas disposiciones corren el riesgo de que se les anule la inscripción. Las leyes relacionadas con la seguridad nacional, entre ellas la Ley de Secretos Oficiales de 1923, vigente desde la época en que Myanmar era una colonia, son empleadas para amenazar y encarcelar a los periodistas que informen sobre asuntos militares sensibles. Por ejemplo, cinco periodistas del semanario independiente Unity fueron sentenciados a una pena de 10 años de cárcel con trabajo forzado, pena que fue reducida a siete años en la fase de apelación, por informar sobre una secreta instalación militar que presuntamente estaba implicada en la fabricación de armas químicas. A los periodistas habitualmente se les prohíbe informar sobre aspectos militares del conflicto interno con grupos étnicos. Aung Kyaw Naing, un periodista freelance local que acompañaba a las fuerzas rebeldes para cubrir el conflicto, fue muerto a disparos mientras era custodiado por militares en octubre de 2014, tras ser capturado por tropas gubernamentales en una convulsa zona cerca de la frontera entre Tailandia y Myanmar.

Aspecto negativo a resaltar: Tres periodistas y dos propietarios del periódico independiente Bi Mon Te Nay fueron sentenciados a una pena de dos años de cárcel tras ser procesados por el delito de difamar al Estado. ¿La falta de ellos? Publicar una declaración falsa efectuada por una organización de activistas políticos, según la cual la líder opositora prodemocracia Aung San Suu Kyi y líderes de grupos étnicos habían formado un gobierno interino para reemplazar al Ejecutivo dirigido por Thein Sein.

10. Cuba

Líder: Raúl Castro, quien asumió la presidencia en sustitución de su hermano, Fidel, en 2008.

Cómo funciona la censura: Pese a mejoras significativas en los últimos años --como la eliminación de los permisos de salida que les prohibían a la mayoría de los cubanos viajar al extranjero-- Cuba continúa teniendo el clima más restrictivo de las Américas en materia de libertad de prensa. Los medios impresos y audiovisuales están bajo el control absoluto del Estado comunista de partido único, que ha estado en el poder por más de medio siglo y, según lo previsto por la ley, deben actuar "conforme a los fines de la sociedad socialista". Aunque la Internet ha abierto algún espacio para el periodismo crítico, a los proveedores de servicio se les ordena bloquear el contenido considerado inaceptable. Los periodistas y blogueros independientes que publican en la Internet utilizan sitios que están alojados en otros países y deben ir a las embajadas extranjeras o a los hoteles para subir contenido y tener acceso a una conexión de Internet sin filtros. Estos blogs y sitios web de noticias críticos están mayormente fuera del alcance del cubano promedio, que todavía no se ha beneficiado de la conexión de Internet de alta velocidad financiada por Venezuela. La mayoría de los cubanos carecen de acceso a la Internet en el hogar. El gobierno continúa tomando represalias contra los periodistas críticos mediante el empleo del hostigamiento, la vigilancia y las detenciones de corta duración. Juliet Michelena Díaz, colaboradora de una red de periodistas ciudadanos locales, estuvo en la cárcel durante siete meses acusada de un delito contra la seguridad del Estado, por haber fotografiado un incidente entre los habitantes y la policía en La Habana. Posteriormente fue declarada inocente y liberada. El Gobierno otorga de manera selectiva el visado a los periodistas extranjeros.

Aspecto negativo a resaltar: Aunque en general el gobierno ha dejado de encarcelar a los periodistas por un período prolongado, el escritor y bloguero crítico Ángel Santiesteban Prats ha estado preso desde febrero de 2013 acusado de violencia doméstica. El escritor y otros periodistas independientes locales sostienen que él ha sido blanco de represalias por las críticas contra el gobierno publicadas en su blog, Los Hijos que Nadie Quiso.

Metodología: La relación de los 10 países con la mayor censura se basa en los datos recabados por el CPJ, así como en la experticia del personal de la organización. Se utiliza una serie de indicadores para medir la censura en estos países, como por ejemplo la ausencia de medios privados o independientes, el bloqueo de sitios web, las restricciones sobre la grabación y la difusión electrónicas, los requisitos de licencias para ejercer el periodismo, las restricciones sobre los movimientos de los periodistas, la vigilancia gubernamental de los periodistas, la interferencia de las señales de radio y televisión extranjeras, y la prohibición del ingreso de corresponsales extranjeros.

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo