Noticias   |   Bolivia

El caricaturista boliviano Abel Bellido Córdoba recibe amenazas de muerte

También está disponible en English

Imagen de la policía en La Paz, Bolivia, el 5 de abril de 2020. El caricaturista boliviano Abel Bellido Córdoba recientemente recibió amenazas de muerte por su trabajo. (Reuters/David Mercado)

Desde el 5 de abril de 2020, varios usuarios de Facebook le han enviado amenazas de muerte al caricaturista boliviano Abel Bellido Córdoba.

En entrevista telefónica, Bellido declaró al CPJ que las amenazas fueron en respuesta a caricaturas publicadas en su página de Facebook profesional y en el diario independiente de La Paz Página Siete, donde se ha desempeñado durante la última década con el seudónimo de “Abecor”.

Las caricaturas, publicadas el 5 y el 18 de abril, aludían a recientes controversias políticas y operativos antidrogas en el Chapare, región selvática del centro de Bolivia que, según informaciones de prensa, produce la mayoría de la cocaína del país.

En una captura de pantalla que Bellido compartió con el CPJ, un usuario de Facebook llamado Francisco Villa agregó el siguiente comentario a una de las caricaturas: “Ya se acerca el día en que verás a tu creador”.

Otro comentario, de una usuaria llamada Katy Carla, incluía una foto de Bellido con la siguiente leyenda: “Si este hombre aparece muerto no será por arte de magia”.

Bellido declaró que había recibido unas seis amenazas similares en respuesta a las dos caricaturas.

De acuerdo con Bellido, él mostró los mensajes amenazadores a la directora de Página Siete, Isabel Mercado, quien envió una carta al ministro del Interior, Arturo Murillo, el 28 de abril. En la carta, Mercado pidió garantías de seguridad para que Bellido pudiera ejercer su trabajo.

Bellido declaró ayer al CPJ que piensa denunciar las amenazas ante la Policía, y expresó que no había habido ninguna reacción oficial a la carta. Las llamadas del CPJ al Ministerio del Interior no fueron devueltas.

“Es preocupante porque el Gobierno no hace nada”, agregó Bellido.

En el informe especial del CPJ “Trazando la línea”, publicado en 2015, el CPJ concluyó que los caricaturistas con frecuencia son objeto de acoso porque sus ilustraciones satíricas, ya sean abiertas o encubiertas, comunican ideas políticas complejas de una forma accesible y que tiene gran repercusión en públicos masivos.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo