Aviso de Seguridad

Seguridad sicológica: El acoso digital y cómo proteger la salud mental

También está disponible en English, Français

Jack Forbes

Con frecuencia los periodistas corren el riesgo de ser objeto de acoso en las redes sociales, en un intento de actores hostiles por intimidarlos o acallarlos. El acoso, que suele estar dirigido más contra las periodistas, a menudo incluye amenazas de violencia contra el periodista, sus familiares y sus amigos.

Semejantes ataques pueden causar ansiedad y miedo. A ello se añade la necesidad que tienen muchos periodistas de continuar utilizando herramientas digitales para realizar y promover su trabajo. Varios periodistas han declarado al CPJ que, en algunos casos, el acoso en las redes sociales los obligó a salir de la Internet, lo cual a su vez los aisló de su principal medio de difundir su trabajo y afectó su bienestar emocional.

Algunas medidas preventivas para protegerse son:

  • Estar conscientes del problema. En el caso de las periodistas en particular, es probable que encuentren algún tipo de acoso digital.
  • Utilizar un gestor de contraseñas o cree una contraseña que sea larga y única para su cuenta, que contenga ocho palabras o más.
  • Revisar los ajustes de privacidad y valore utilizar un servicio como DeleteMe, que borra la información personal sobre usted de la Internet. Estas medidas pueden reducir la probabilidad de que se divulguen sus datos privados (doxing).
  • Activar la autenticación de dos factores en sus cuentas.

Medidas que se deben tomar inmediatamente durante el acoso o un ataque digitales:

  • Deje de mirar los mensajes de acoso y pídale a una persona de confianza, un compañero u otro periodista que revise el contenido por usted. Valore pedirle a alguien que revise las menciones del nombre suyo y cualquier contenido y plataforma donde se pueda haber compartido su información personal.
  • Cierre las sesiones de las cuentas y salga de la Internet. Bloquee todas las cuentas por 48 horas como mínimo.
  • Bloquee y silencie al usuario. Cambie las notificaciones para limitar los mensajes y las notificaciones que usted ve. Twitter está trabajando en su función de “Ocultar respuestas”, que servirá de alternativa a bloquear o silenciar a usuarios.
  • Dígaselo a sus superiores y compañeros —si trabaja de periodista freelance, entonces a su editor—, para que puedan apoyarlo.
  • No responda a los troles, pues eso es lo que ellos quieren.
  • Si es posible, guarde y documente el contenido, ya sea tomando capturas de pantalla de correos electrónicos y mensajes, o guardando mensajes de voz. Necesitará tener constancias si decide denunciar el abuso a la plataforma o a la Policía.

Cuide su bienestar emocional:

  • Recuerde cuidarse a sí mismo. Aliméntese y tome agua con regularidad. Busque los servicios de un terapeuta o consejero, si tiene acceso a alguno. Podrá encontrar más información en el Manual de PEN America sobre el acoso digital.
  • Recuerde qué tipos de apoyo lo ayudaron a atravesar otros momentos difíciles. Es importante no aislarse, en particular si usted es un periodista freelance.
  • Usted no tiene la culpa del acoso digital. Recuerde, no se trata de algo personal y usted no es una mala persona. Lamentablemente esto es algo que les sucede a muchos. Conozca más en Heart Mob, un proyecto creado por Hollaback!, una organización sin fines de lucro que se dedica a poner fin al acoso.
  • Sopese la gravedad del ataque. Cuando sea a un bajo nivel, ignorarlo puede ser útil. A un nivel superior, cuando la seguridad puede estar en riesgo, no debe ignorarse. Se trata de lograr un equilibrio.
  • El apoyo social ayuda, como por ejemplo acudir a compañeros, amigos o superiores.

Otros recursos para enfrentarse al acoso digital son:

Para más información sobre la seguridad de los periodistas, visite el Centro de recursos del Departamento de Respuesta ante Emergencias del CPJ y lea nuestras Notas de seguridad. Para comunicarse con el Equipo de Respuesta ante Emergencias, escriba a la dirección [email protected].

Más sobre
Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo