Noticias   |   Venezuela

Las autoridades venezolanas deben devolver los equipos de trabajo que les confiscaron al periodista Jorge Ramos y al equipo noticioso de Univisión

Jorge Ramos, ancla de la cadena de television en Español americana Univision, habla con los medios mientras se prepara para salir del país en el aeropuerto internacional Simón Bolívar en Caracas, Venezuela, el 26 de febrero de 2019 (Reuters/Carlos Garcia Rawlins)

Miami, 26 de febrero de 2019--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) condenó hoy la detención de un equipo noticioso de la cadena Univisión en el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas, y su expulsión del país, e instó a las autoridades venezolanas a devolver de inmediato los equipos de trabajo confiscados.

El equipo de seis personas, encabezado por el periodista y presentador Jorge Ramos, se encontraba en el Palacio Presidencial de Miraflores para realizar una entrevista con Nicolás Maduro que había sido coordinada de antemano. Los agentes de seguridad les confiscaron todos los equipos, incluyendo las cámaras y los teléfonos celulares, según Univisión.

Los periodistas fueron detenidos cerca de las 7 p. m., hora de Caracas, y fueron liberados aproximadamente a las 9:30 p. m., informó Univisión. El presidente de Univisión Noticias, Daniel Coronell, confirmó la liberación mediante un mensaje de Twitter, pero precisó que las autoridades venezolanas les habían confiscado los equipos de trabajo, así como la grabación de la parte de la entrevista que se llegó a realizar.

En una breve entrevista con Univisión Noticias que fue subida a la cuenta de Twitter de la cadena, Ramos explicó que Maduro había dado por terminada la entrevista luego de enfurecerse por preguntas sobre "la falta de democracia" y otros temas. El equipo periodístico fue llevado a distintas habitaciones y fue interrogado después de que los agentes de seguridad se llevaran todas sus pertenencias, declaró Ramos.

"Nicolás Maduro y su aparato de seguridad no tienen ningún derecho de detener a periodistas ni confiscar sus equipos, no importa cuánto detesten cierto tipo de preguntas", declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, en Nueva York. "Las autoridades venezolanas deben devolver de inmediato todos los equipos y las grabaciones que confiscaron al equipo noticioso de Univisión, y cesar la obstrucción y el acoso de la prensa".

Tras la liberación de los periodistas, se les permitió regresar a su hotel en Caracas, donde agentes de inteligencia del SEBIN los mantuvieron vigilados, rodeando el hotel e impidiendo que nadie entrara o saliera, según mensajes de Twitter de Coronell y de una organización local defensora de la libertad de prensa.

Cerca de las 11:30 p. m., hora de Caracas, funcionarios de inmigración informaron a los integrantes del equipo noticioso que los expulsarían del país, de acuerdo con un tuit enviado por Pedro Ultreras, otro periodista de Univisión en Venezuela que no formaba parte del equipo noticioso detenido en Miraflores.

Aproximadamente a las 6:00 a. m. de hoy, Ultreras tuiteó que las autoridades llevaban al equipo noticioso hacia el aeropuerto en vehículos blindados por razones de seguridad, con la compañía de personal diplomático de las embajadas de Estados Unidos y México. Como a las 9 a. m. de hoy, Ultreras tuiteó que, mientras el grupo se encontraba en el aeropuerto a la espera de abordar su vuelo, agentes del servicio de inteligencia seguían al grupo y lo filmaban. Según Ultreras, las autoridades no les habían devuelto ni los equipos ni las pertenencias.

Por separado, en un video grabado por el equipo de Univisión y compartido por Twitter, se informó que cuando Ultreras estaba en Venezuela, miembros armados de una milicia oficialista lo habían detenido a punta de pistola mientras se dirigía a Caracas procedente del estado occidental del Táchira, donde había participado en la cobertura de los hechos ocurridos en la frontera entre Colombia y Venezuela. El video no especificaba ni el día ni la duración de la detención del periodista.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo