Aviso de Seguridad

Preparación básica: evaluación del riesgo

También está disponible en Français, English

Artwork: Jack Forbes

Las decisiones que los periodistas toman en el terreno tienen influencia directa sobre su seguridad y la de otros. Los riesgos intrínsecos a la cobertura de la guerra, de la inestabilidad política y de la delincuencia nunca se pueden eliminar del todo, pero la planificación cuidadosa y la evaluación del riesgo pueden mitigar los peligros.

Las evaluaciones del riesgo por escrito deben documentar los peligros a los que un periodista podría estar expuesto, evaluar cómo mitigar esos riesgos e incluir un plan de emergencia. Si se realiza correctamente, la evaluación del riesgo no solo le sirve al periodista, sino a cualquier persona que se designe para ayudarlo si algo sale mal. Se debe preparar una evaluación para cualquier cobertura potencialmente peligrosa, y se debe modificar frecuentemente. Cada evaluación se debe adecuar a una situación específica.

Algunos de los riesgos que se deben identificar son los siguientes:

  • Los peligros del campo de batalla en las zonas de conflicto, como el fuego de armas ligeras, el bombardeo aéreo, el fuego de artillería, las minas, las trampas cazabobos y los proyectiles sin explotar.

  • Los ataques terroristas, como los atentados suicidas, los sujetos armados, los ataques con cuchillo, los ataques con vehículos, los asedios, o los terroristas que atentan directamente contra los periodistas.

  • Los secuestros a cambio de rescate o con objetivos políticos.

  • Los disturbios, incluyendo los gases lacrimógenos, los misiles, las balas de goma, los cercos policiales, los ataques de turbas o los asaltos sexuales.

  • El riesgo criminal como la delincuencia común o los asaltos violentos.

  • La seguridad digital, incluyendo los riesgos a la seguridad de los datos o a la protección de las fuentes periodísticas.

  • La intimidación gubernamental o por parte de actores no estatales.

  • Las amenazas a largo plazo contra el periodista, así como contra las fuentes periodísticas, los colaboradores y el personal local (ayudantes/choferes).

  • Factores ambientales o relacionados con la salud, como los desastres naturales o los requisitos de vacunación.

Una evaluación del riesgo debe tomar en cuenta:

  • La capacidad médica del equipo periodístico.

  • Cualquier entrenamiento requerido para un despliegue en particular. Es crucial contar con entrenamiento adecuado y actualizado en materia de primeros auxilios y ambientes hostiles.

  • Un mapa y plan de evacuación claro y detallado que se acuerde de antemano o a la llegada.

  • Equipo, en particular equipo protector personal.

  • Una infraestructura de comunicación bien preparada que incluya un procedimiento claro y adecuado con información del paradero, persona de contacto y llamada de emergencia.

  • Cobertura de seguros adecuada y adaptada al nivel de riesgo. Se debe compartir la póliza con la persona de contacto o con un familiar de usted.


Para obtener información adicional y consultar plantillas de evaluación del riesgo, visite el Centro de Recursos del CPJ.

Más sobre
Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo