Noticias   |   México

Asesinan a periodista en el estado mexicano de Chiapas

También está disponible en English, Português

Vendedores y clientes pasean en un mercado de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, México, el 31 de diciembre de 2013. Un periodista mexicano fue asesinado a disparos en Chiapas el 21 de septiembre de 2018. (Reuters/Claudia Daut)

Ciudad de México, 24 de septiembre de 2018--Las autoridades mexicanas deben investigar con prontitud y rigor el asesinato del periodista Mario Leonel Gómez Sánchez en el sureño estado de Chiapas, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Gómez, reportero del periódico local El Heraldo de Chiapas, fue asesinado a disparos el 21 de septiembre afuera de su vivienda, en el municipio de Yajalón, a aproximadamente las 5 p. m. Dos sujetos no identificados que montaban una motocicleta fueron los autores del asesinato, según informaciones de prensa y el director periodístico de El Heraldo, José Ramón Gallegos.

"Las autoridades mexicanas deben hacer todo lo que esté en sus facultades para identificar a los asesinos de Mario Gómez y determinar si existe algún vínculo entre el crimen del periodista y su labor informativa", declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. "Los periodistas mexicanos continuarán siendo víctima de la violencia mientras los asesinatos de comunicadores permanezcan en la impunidad".

En un video publicado en los sitios web de medios estatales y nacionales, se puede observar cómo los atacantes se acercan al reportero en una motocicleta y se detienen momentáneamente a unos metros de Gómez. Luego uno de los sujetos le dispara varios tiros con una pistola, tras lo cual los atacantes huyen del escenario del crimen. Gallegos declaró al CPJ que Gómez había muerto poco después en el hospital.

El 21 de septiembre, Héctor Flores, vocero de la Fiscalía General del Estado de Chiapas, remitió al CPJ a un breve comunicado publicado en el sitio web de la Fiscalía, en el cual las autoridades habían condenado el ataque y habían anunciado el inicio de una investigación. En un segundo comunicado, divulgado el 22 de septiembre, la Fiscalía declaró que el trabajo periodístico del reportero era la principal línea de investigación. De acuerdo con dicho comunicado, la Policía había encontrado los casquillos de seis balas calibre 9 mm en el escenario del crimen. El comunicado agregó que cuatro balas habían alcanzado al reportero.

La Fiscalía de Chiapas declaró a los medios hoy que había detenido a un presunto implicado en el crimen, pero no ofreció detalles adicionales en relación con la identidad de los autores y el posible motivo. Al 24 de septiembre, la Fiscalía de Chiapas no había respondido varias llamadas telefónicas del CPJ.

Gómez, de 41 años, se había desempeñado como corresponsal de El Heraldo de Chiapas en Yajalón durante ocho años, Gallegos declaró al CPJ. El periodista había cubierto la fuente de noticias generales, lo cual incluía las noticias sobre la delincuencia y la violencia en la región. Según Gallegos, el periodista no había ejercido el periodismo antes de incorporarse a El Heraldo.

Gallegos afirmó que recientemente Gómez había cubierto noticias judiciales y sobre seguridad en la zona de Yajalón. También había escrito artículos sobre acontecimientos políticos ocurridos después de las elecciones generales mexicanas del 1 de julio, en las cuales estuvieron en disputa la gobernación de Chiapas y las alcaldías del estado. El CPJ logró revisar varios artículos escritos por Gómez en meses recientes, entre ellos un artículo sobre un presunto homicidio ocurrido el 11 de septiembre y otro sobre una familia que había sobrevivido un ataque perpetrado por pistoleros desconocidos el 29 de junio, ambos en Yajalón.

En junio de 2016, Gómez denunció haber recibido amenazas de muerte por Facebook luego de publicar un artículo sobre revelaciones de presuntos actos de corrupción que implicaban al diputado federal Leonardo Rafael Guirao. En entrevista con la organización defensora de la libertad de prensa Artículo 19, el periodista declaró que el chofer del diputado, conocido en la región como 'El Francotirador', había escrito "te voy a volar la cabeza" en esa red social el 15 de junio de 2016. Gómez también señaló que, el día siguiente, un conocido le advirtió que un grupo de siete personas planeaba secuestrarlo.

El CPJ no logró obtener los datos de contacto de Leonardo Rafael Guirao.

El 25 de junio de 2016, Gómez denunció las amenazas ante el fiscal general del estado de Chiapas, Raciel López Salazar. La hermana del periodista, Nancy Gómez, declaró al diario El Universal el 21 de septiembre que las autoridades estatales le habían otorgado protección policial por tres meses luego de su denuncia, pero que las amenazas nunca se investigaron adecuadamente. Ella agregó que Gómez había dejado de salir de la casa por la noche desde las amenazas que había recibido en junio de 2016.

Mario Gómez había recibido amenazas y había tenido protección policial por algún tiempo, confirmó al CPJ Gallegos, el director periodístico de El Heraldo. Gallegos declaró al CPJ que desconocía si Gómez había recibido alguna otra amenaza recientemente, pero resaltó que la zona de Yajalón en los últimos meses había experimentado un incremento en la cifra de homicidios. "Las bandas de narcotraficantes poco a poco se han vuelto más activas en esa zona", manifestó. "Mario me había dicho que la situación en Yajalón es tensa. Varias personas han sido encontradas sin vida allá en los últimos meses".

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), confirmó al CPJ el 22 de septiembre que su entidad había iniciado una investigación respecto al asesinato.

Un vocero del Mecanismo Federal para la Protección de Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas, que les otorga a los periodistas medidas de protección aprobadas por el Gobierno federal, declaró al CPJ el 22 de septiembre que Gómez no era beneficiario de medidas de la institución. El vocero solicitó el anonimato para poder hablar con libertad sobre el asunto.

México es el país más peligroso del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo. Como mínimo, nueve periodistas han sido asesinados en México durante 2018, según datos del CPJ. El CPJ ha determinado que, como mínimo, tres de los periodistas asesinados en lo que va de 2018 fueron blanco directo de represalias por la labor informativa que realizaban.

Nota de los editores: El texto ha sido actualizado en el último párrafo para corregir el número de periodistas asesinados en México en 2018.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo