Noticias   |   México

Asesinan a periodista y propietario de medio en el estado mexicano de Quintana Roo

También está disponible en English, Português

Miembros del gremio periodístico sostienen imágenes de compañeros durante una protesta contra el asesinato y la desaparición de periodistas y reporteros gráficos en México, frente al Palacio Nacional, en la Ciudad de México, el 1 de junio de 2018. El periodista y propietario de medio Rubén Pat fue asesinado en Playa del Carmen, en el sureño estado mexicano de Quintana Roo, el 24 de julio. (AFP/Yuri Cortez)

Ciudad de México, 25 de julio de 2018--Las autoridades del sureño estado mexicano de Quintana Roo deben emprender una investigación pronta, seria y exhaustiva del asesinato del periodista y propietario de medio Rubén Pat Cauich. Un sujeto desconocido asesinó a balazos a Pat el 24 de julio en un bar de la ciudad turística de Playa del Carmen en el estado de Quintana Roo, según informaciones de prensa y un comunicado de las autoridades estatales. El asesinato ocurrió pese a que Pat participaba en un esquema de protección federal al que se había incorporado luego de haber denunciado amenazas y ataques contra su persona, y sucedió a menos de un mes del asesinato de uno de los reporteros que trabajaban con él.

Pat, de 41 años, era el propietario del recurso informativo digital Semanario Playa News, el que había fundado hacía nueve meses junto con otros dos reporteros y se publicaba en Facebook. Playa News principalmente se dedicaba a informar sobre la delincuencia, los accidentes y la política local en las municipalidades de Solidaridad, a la cual pertenece Playa del Carmen, y Benito Juárez, que abarca la ciudad de Cancún, así como en otras municipalidades como Felipe Carrillo Puerto. Tanto Playa del Carmen como Cancún son populares destinos turísticos.

El CPJ no ha podido determinar si Pat había escrito o publicado alguno de los artículos más recientes de Playa News antes de su asesinato. El contenido más reciente consistía en videos y artículos breves sobre una balacera y una decapitación, y la mayoría del material publicado no llevaba firma. Los intentos del CPJ por comunicarse con Playa News mediante su página de Facebook para obtener una declaración el 25 de julio no obtuvieron respuesta.

"El asesinato de Rubén Pat es un trágico y urgente recordatorio de que las autoridades mexicanas deben hacer todo lo que esté en sus facultades para proteger a los periodistas e investigar debidamente los asesinatos de comunicadores", declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. "El asesinato de Pat es particularmente grave, teniendo en cuenta que había recibido medidas de protección por parte del Gobierno federal y que un compañero de trabajo suyo había sido asesinado apenas unas semanas antes".

De acuerdo con informaciones de prensa y un comunicado emitido el 24 de julio por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Quintana Roo y que le fue enviado al CPJ por mensaje de texto, Pat fue atacado en Playa del Carmen poco antes de las 6:00 a. m., cuando abandonaba el bar Arre con una mujer cuya identidad no se ha divulgado. Un sujeto desconocido que llevaba una gorra se acercó al periodista y le disparó seis veces e inmediatamente huyó del lugar. Pat murió al instante por causa de los disparos recibidos.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Quintana Roo no ha revelado qué arma se utilizó en el asesinato y no ha divulgado si conoce la identidad del atacante. El organismo declaró que no ha descartado ninguna línea de investigación, inclusive la vinculada a la labor periodística de Pat como posible motivo del asesinato. En un intercambio de mensajes de texto que el CPJ realizó el 25 de julio con el procurador general de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech Cen, éste no amplió la información brindada en el comunicado, pero enfatizó que se había asignado un equipo para investigar el asesinato.

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), declaró al CPJ el 25 de julio que su institución había iniciado una investigación sobre el asesinato y que había enviado investigadores a Quintana Roo. Sánchez confirmó al CPJ que la FEADLE actualmente brinda apoyo a las autoridades locales, pero indicó que no había asumido el control de la investigación. También confirmó que su institución no había descartado ninguno de los posibles móviles del asesinato, inclusive el vinculado con la labor informativa de Pat.

En junio de 2017, Pat declaró al CPJ que agentes de la Policía Municipal lo habían detenido brevemente, lo habían golpeado y lo habían amenazado por sus informaciones sobre la delincuencia y las actividades de la Policía local en Playa del Carmen. El 4 de julio de 2018, en una charla por WhatsApp, Pat declaró al CPJ que había recibido amenazas en la sección de comentarios de un artículo reciente del Semanario Playa News, sin especificar el artículo.

"Creo que necesito abandonar Playa del Carmen por un tiempo", declaró el periodista al CPJ el 4 de julio. "Nadie garantiza mi seguridad".

Pat expresó su temor unos días después de que uno de sus reporteros, José Guadalupe Chan Dzib, fue asesinado a balazos el 29 de junio por un sujeto desconocido en un bar de la pequeña localidad de Sabán, a unos 240 km al sur de Cancún. Poco después de ese asesinato, Pat declaró al CPJ que Chan Dzib --quien informaba sobre la delincuencia y la seguridad, la política y otras noticias locales-- había recibido amenazas. El CPJ aún no ha confirmado cuál fue el motivo del asesinato de Chan Dzib.

Pat había recibido medidas de protección mediante el Mecanismo Federal para la Protección de Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas, que funciona bajo los auspicios de la Secretaría del Interior de México, desde mayo, las cuales consistían en un botón de pánico y la vigilancia por parte de funcionarios del mecanismo. Un vocero de la entidad no respondió las preguntas enviadas por el CPJ mediante mensaje de texto, sobre el esquema de protección que se le había otorgado a Pat el 24 de julio.

México es uno de los países más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo, según datos del CPJ. Pat es el séptimo periodista que ha sido asesinado en México en lo que va de año. El CPJ ha determinado que, como mínimo, dos de los periodistas asesinados en 2018 fueron escogidos como blanco en represalia directa por su labor periodística.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo