Comunicado, Venezuela

Nueva "ley contra el odio" de Venezuela se propone silenciar a los medios

También está disponible en English, Português

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) posa para una foto oficial después del juramento, en la Asamblea Nacional en Caracas, Venezuela, el 4 de agosto de 2017. El 8 de noviembre, la asamblea aprobó una ley extensa que restringe a las emisoras tanto como las redes sociales. (AP/Ariana Cubillos)

Nueva York, 9 de noviembre de 2017-La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó de forma unánime una ley que establece sanciones de hasta 20 años de privación de libertad para toda persona que incite al odio o la violencia en la radio, la televisión o los medios sociales. La nueva disposición, la Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, declara que los medios públicos y privados están "obligados a difundir mensajes dirigidos a la promoción de la paz, tolerancia, igualdad, respeto", según informaciones periodísticas.

"En virtud de esta ley, los medios y los ciudadanos venezolanos no podrán informar ni comentar con libertad sobre los acontecimientos políticos, y podrían sufrir graves consecuencias sencillamente por compartir información", declaró Joel Simon, director ejecutivo del CPJ, desde Nueva York. "El Gobierno venezolano puede emplear el lenguaje de la tolerancia, pero en realidad sólo está incrementando la censura".

En virtud de la ley, que fue presentada por primera vez en medio de una ola nacional de manifestaciones opositoras a comienzos del verano, el Gobierno puede revocar concesiones o bloquear sitios web de cualquier medio que comparta mensajes que el Gobierno considere que promueven el odio o la intolerancia. Ahora se les exigirá a los canales de TV y las radioemisoras que transmitan por lo menos 30 minutos a la semana de programación que promueva "la paz y la tolerancia" so pena de sufrir multas de hasta el 4 % de sus ingresos. Los usuarios y administradores de medios sociales pudieran ser multados en caso de no retirar mensajes de "odio" en un plazo de seis horas.

La ley no define términos fundamentales como el odio, lo cual deja la puerta abierta a amplias interpretaciones y a su potencial abuso, según Espacio Público, una organización defensora de la libertad de expresión con sede en Caracas.

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo