Noticias   |   México

Reportero de radio asesinado en México

También está disponible en English, Português

Jesús Adrián Rodríguez Samaniego (Grupo Radio Divertida)

Ciudad de México, 12 de diciembre de 2016--La policía en el estado mexicano norteño de Chihuahua debe conducir una investigación profunda y creíble sobre el asesinato de Jesús Adrián Rodríguez Samaniego, un periodista que trabajaba para las emisoras Antena 102.5 FM y Antena 760 AM, afirmó hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés). Rodríguez fue asesinado a balazos el 10 de diciembre, sus colegas indicaron al CPJ.

Según informes de prensa, Rodríguez recién había abandonado su hogar en el barrio Santa Rosa en la ciudad de Chihuahua cerca de las 7.30 AM, en el camino a participar en "Mesa de Reporteros", un programa de entrevistas sabatino, cuando atacantes no identificados interceptaron su Nissan Tsuru verde y dispararon ocho disparos con un revólver .45. Rodríguez recibió tres impactos de bala en la cabeza y el cuello, y murió en la escena del crimen, según informes de prensa. Otros medios de prensa informaron que la víctima fue atacada por uno o dos pistoleros, pero en una conferencia de prensa horas después del ataque, Carlos Mario Jiménez, el fiscal de justicia de la región central de Chihuahua, se abstuvo a confirmar cualquiera de esos detalles, citando la investigación en curso.

"Quien haya tenido un rol en el asesinato del periodista de radio Jesús Adrián Rodríguez Samaniego debe ser enjuiciado en forma oportuna", señaló Carlos Lauría, coordinador senior del programa de las Américas. "Las autoridades mexicanas deben demostrar que los periodistas no pueden ser asesinados con impunidad".

Según Jiménez, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua está investigando si el periodismo fue el motivo del asesinato. Un vocero de la fiscalía indicó al CPJ que no había nuevos detalles de la investigación desde la conferencia de prensa del sábado.

Rodríguez, de 41 años, había empezado a trabajar para Antena ocho meses atrás, luego de haberse desempeñado como reportero de la fuente del crimen para el diario El Heraldo de Chihuahua y la emisora Nueva Era Radio, junto a otros medios de prensa. La directora de información de Antena, Angélica Delgado, señaló al CPJ que Rodríguez cubría mayormente política en el estado, agregó que no había indicación que había recibido amenazas por su trabajo como periodista.

"Estamos intentando entender por qué pasó", afirmó Delgado al CPJ. "Ninguno de sus amigos, colegas, o familiares, con los que hablé tampoco sabían de amenazas en su contra".

Después del ataque, El Heraldo de Chihuahua informó que uno de los posibles motivos del asesinato podría estar vinculado con una investigación de Rodríguez en 2013 sobre el encarcelamiento de dos hermanos en el estado norteño de Sinaloa. Los individuos están actualmente detenidos como sospechosos de un ataque de julio de 2009 contra un grupo de vehículos de un programa de promoción social del gobierno que resultó en la muerte de dos policías y un funcionario federal de la Secretaría de Desarrollo Social. Según el informe, una hermana de los dos hombres le había dicho a Rodríguez en una entrevista varios días atrás que sus hermanos habían sido falsamente acusados.

El CPJ no pudo de inmediato confirmar el informe. Delgado afirmó al CPJ que no sabía que Rodríguez estaba trabajando en ese informe.

México es uno de los países más peligrosos para la prensa en las Américas. Al menos 37 periodistas y cuatro trabajadores de medio han sido asesinados por su labor desde que el CPJ comenzó a compilar estos registros en 1992. Otros 48 periodistas fueron asesinados en circunstancias poco claras, según la investigación del CPJ.

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo