Blog   |   México

En México, cubrir las elecciones estatales conlleva el riesgo de amenazas y violencia

También está disponible en English

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, emita su voto el 5 de junio. Periodistas fueron amenazados y acosados en el período previo a las elecciones estatales. (Reuters/Edgard Garrido)

Por Jan-Albert Hootsen, corresponsal del CPJ en México

A medida que las elecciones del 5 de junio se acercaban, las llamadas telefónicas anónimas recibidas por el periodista mexicano Pedro Canché se hacían más frecuentes y más ominosas. "El Caribe es un mar grande, nunca te encontrarán", le dijo un sujeto. "Espero que hayas hecho un testamento", dijo otro. Un tercero le dijo a Canché "Recuerda lo que le pasó a Rubén Espinosa", fotógrafo que fue asesinado en Ciudad de México el 31 de julio del año pasado. "¿Quieres que eso te pase a ti también?".

"Siempre colgaban el teléfono inmediatamente después, no sé quiénes eran los que llamaban", Canché, periodista indígena y uno de un puñado de periodistas independientes en el sureño estado mexicano de Quintana Roo, declaró al CPJ. Canché afirmó que había recibido la mayoría de las amenazas telefónicas entre el 25 de mayo y el 1 de junio, justo cuando la campaña para las elecciones al puesto de gobernador estatal, que fueron celebradas el domingo pasado, estaba a punto de culminar. El periodista indicó que no pudo denunciar las llamadas ante la policía porque no había podido grabarlas.

Canché no solamente ha sido frecuente blanco de amenazas de muerte; desde principios de año ha sido víctima de una campaña digital de descrédito llevada a cabo por sitios web que lo acusan de, entre otras cosas, el tráfico ilegal de madera tropical --Canché también es dueño de un negocio de muebles-- y de llevar "un estilo de vida depravado".

El periodista sostuvo que varios sitios web estaban involucrados en la campaña. El CPJ pudo corroborar la existencia de al menos dos de ellos, uno de los cuales fue retirado de la Internet poco después de la jornada electoral. El otro es el sitio web de Respuesta, un periódico en formato tabloide sin aparente filiación partidista, pero con estrechos vínculos con quienquiera que esté en el poder.

"La mayoría de esos artículos eran tan ridículos que me hacían reír", Canché expresó al CPJ. "Pero ese periódico tiene una gran circulación en el estado y algunas personas podrían creerle. No ha tenido mucho impacto en mi trabajo, pero sí lo tomo en serio".

Por mucho tiempo Canché ha sido un crítico de la gestión del gobernador saliente, Roberto Borge, del gobernante Partido Revolucionario Institucional. Al periodista, quien publica la mayoría de su trabajo en su sitio web, Pedro Canché Noticias, no le es desconocida la intimidación contra la prensa. En 2015, el CPJ documentó cómo él había pasado 271 días en la cárcel acusado del delito de sabotaje, por presuntamente haber organizado protestas contra el elevado costo del servicio de agua en la región sur de Cancún, y cómo un juez federal posteriormente había desestimado la condena.

El CPJ entrevistó a Canché el fin de semana pasado en Ciudad de México. El periodista declaró que había decidido pasar el fin de semana de las elecciones en la relativa seguridad de la capital debido a las amenazas y las campañas de descrédito contra su persona, las cuales él atribuye a su decisión de no respaldar a ningún partido o candidato para gobernador durante la campaña. "Todos los medios de Quintana Roo han sido manipulados por los partidos políticos y el gobierno estatal", Canché expresó al CPJ. "Quienquiera que decida no respaldar a ningún partido, como yo lo hice, será amenazado y desacreditado".

Si bien el CPJ no pudo verificar su afirmación sobre el sesgo de los medios, el acoso contra Canché no fue un hecho aislado. Reporteros, medios de prensa y organizaciones de libertad de prensa de todo México denunciaron casos de periodistas que fueron acosados durante las elecciones regionales que se celebraron en 12 estados mexicanos. Ellos también hablaron de la existencia de un clima cada vez más hostil contra los periodistas a medida que las campañas llegaban a su fin.

Los votantes de 12 estados eligieron nuevos gobernadores, alcaldes y miembros de los congresos estatales en el mayor acontecimiento electoral antes del término del mandato del presidente Enrique Peña Nieto en 2018. Algunos de los estados más violentos del país, como Veracruz y Tamaulipas, estuvieron entre los que celebraron elecciones. Solamente en Veracruz, seis periodistas han sido asesinados en relación con su labor desde que el saliente gobernador Javier Duarte comenzó su mandato en 2010, según datos del CPJ. En otros nueve casos de periodistas muertos, el CPJ investiga el móvil del crimen.

Los datos del CPJ indican que la mayoría de los periodistas asesinados en México en los últimos años informaban sobre la política. La violencia contra los periodistas, activistas y trabajadores políticos rivales durante las campañas electorales y en la jornada electoral es común en el país. La organización de libertad de expresión Artículo 19 observó de cerca las últimas elecciones y denunció que se realizaron al menos 19 ataques o actos de acoso contra periodistas en la jornada del 5 de junio.

En Ciudad de México, que celebraba elecciones para una nueva asamblea constituyente con la tarea de redactar una nueva Constitución para la capital, el periódico Reforma informó que dos de sus periodistas fueron rodeados por partidarios del Partido de la Revolución Democrática. Los dos reporteros, que el periódico no mencionó, investigaban rumores sobre la compra de votos en la sureña delegación de Tlalpan, cuando fueron rodeados durante por lo menos una hora por alrededor de 50 personas que llevaban ropas con el logotipo del Partido de la Revolución Democrática, según versiones periodísticas. El medio de prensa fue el único que tenía periodistas en la escena en ese momento. La multitud solamente dejó ir a los periodistas después de borrarles fotos de sus cámaras. El periódico precisó que algunos integrantes de la multitud también amenazaron con cometer violencia contra los periodistas si publicaban algo al respecto. El partido no ha efectuado ninguna declaración pública sobre los hechos. Los reiterados intentos del CPJ por comunicarse con un vocero del partido fueron infructuosos.

Tres periodistas que investigaban denuncias de compra de votos en la ciudad de Nuevo Casas Grandes, en el norteño estado de Chihuahua, fueron detenidos en la jornada electoral. Saturnino Martínez Nava, quien dirige el sitio web La Revista NCG y ejerce de corresponsal del canal televisivo nacional Televisa; Cecilia Fuentes Arvizu, del periódico El Diario del Noroeste; y Karina Hernández Acuña, del sitio web Akro Noticias, fueron arrestados por agentes de la policía municipal, según versiones periodísticas.

Gustavo Valdez, gerente de la edición local de El Diario, el mayor periódico de Chihuahua, declaró a medios locales que la policía no había justificado el arresto de los periodistas. Proceso, un semanario de investigación de Ciudad de México, informó que el alcalde, Rodolfo Soltero Aguirre, había ordenado el arresto de los periodistas, quienes fueron acusados de ingresar ilegalmente a una cabina de votación, con lo cual violaron el derecho de los votantes a depositar su voto en secreto. Larevistancg.com indicó que un guardia les había dado permiso a los periodistas para entrar a la cabina de votación, pero se informó que el guardia lo había desmentido posteriormente cuando fue confrontado por los agentes de policía.

Otros medios informaron que Soltero les había declarado a los medios locales que había ordenado la liberación de los periodistas. Martínez fue liberado poco después del arresto, pero Fuentes y Hernández permanecieron en poder de las autoridades durante otras ocho horas. Ninguno de ellos enfrenta ninguna otra acción.

El CPJ no pudo comunicarse con la municipalidad de Nuevo Casas Grandes para obtener una declaración. El alcalde Soltero, miembro del Partido Revolucionario Institucional que no era candidato a la reelección y dejará el cargo este año, ofreció disculpas en larevistancg.com por lo sucedido el domingo.

Los analistas políticos en general coinciden en que las elecciones del pasado fin de semana fueron una victoria para el conservador partido opositor Partido de Acción Nacional, que ganó las elecciones a gobernador en siete estados, y una dura derrota para el Partido Revolucionario Institucional.

[Informaciones desde Ciudad de México]

Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo