Noticias   |   Guatemala

Amenazan a dos periodistas Allanan el hogar de reportero


Nueva York, 8 de julio del 2003—El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) contempla con alarma las recientes amenazas contra dos comunicadores guatemaltecos, así como el allanamiento del hogar de un reportero, hecho éste en el que se robaron las notas de una investigación periodística.

Estos incidentes son los más recientes de una ola de amenazas y ataques contra los periodistas guatemaltecos en los últimos meses, agresiones que el CPJ condenó en una carta fechada 26 de junio y dirigida al Fiscal Especial Marco Antonio Cortez. [Para leer la carta, pulsar aquí.]

1. Carmen Judith Morán Cruz
El 29 de junio, un sujeto no identificado amenazó a Morán, corresponsal de la agencia de noticias Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala (Cerigua) en Salamá, la cabecera departamental de Baja Verapaz, por vía telefónica. Morán acababa de regresar de una reunión mensual de capacitación con otros corresponsales de Cerigua en Ciudad de Guatemala. Según Morán, la persona que llamó, de voz masculina, le dijo: «Ya regresaste. Es sólo para decirte que tienes 24 horas para que renuncies a Cerigua. Ya me colmaste la paciencia por las publicaciones que tú haces allí».

Diez minutos después, una persona llamó y reiteró las amenazas, y añadió que si ella no obedecía, las consecuencias iban a recaer sobre sus hijos, expresó Morán. Una tercera amenaza telefónica se produjo el 3 de julio. El sujeto que llamó afirmó tener controlado todos sus movimientos y que como ella no había hecho caso, iba a matar a alguien de la familia de la periodista. Morán cree que la misma persona realizó las tres llamadas.

Morán considera que las amenazas constituyen una represalia por las notas periodísticas que ella ha entregado a Cerigua. Según la comunicadora, ella ha dado cobertura a la labor de la Asociación para el Desarrollo Integral de las Víctimas de la Violencia en las Verapaces Maya Achí (ADIVIMA), que ha realizado exhumaciones de cementerios clandestinos en una zona donde civiles fueron masacrados en 1981 durante la guerra civil guatemalteca.

Morán también relató al CPJ que había redactado una nota sobre un acto proselitista que Efraín Ríos Montt, candidato del oficialista Frente Republicano Guatemalteco (FRG) a las elecciones del 9 de noviembre, realizó el 14 de junio. Ríos Montt se vio obligado a suspender el acto cuando campesinos, algunos de los cuales habían perdido familiares a causa de la violencia política durante la guerra civil, lanzaron piedras y palos al candidato y a sus partidarios.

2. Luis Barillas
El 23 de junio, un desconocido llamó a Barillas, corresponsal del diario Prensa Libre en la localidad de Rabinal, en Baja Verapaz. De acuerdo con Barillas, la persona que llamó dijo que esa era la primera llamada «pacífica» y que se callara. Al día siguiente, Barillas recibió otra amenaza telefónica. Esta vez el sujeto que llamó le dijo: «Te vas a morir, puede ser que sean semanas o meses pero te vas a morir». Barillas no pudo precisar si las dos llamadas provenían de la misma persona.

En la madrugada del 4 de julio, un pequeño artefacto explosivo fue lanzado al patio de la casa de Barillas. Nadie resultó herido ni hubo daños materiales. El mismo día, Barillas viajó a Ciudad de Guatemala con protección policial. El 5 de julio, el padre de Barillas lo llamó y le dijo que la hermana del periodista, quien también reside en Rabinal, había recibido un mensaje anónimo con amenazas.

Además de su labor para Prensa Libre, Barillas trabaja para el periódico Nuestro Diario y es el conductor y director del noticiero «La Voz de la Parroquia», que se transmite por la emisora católica Radio San Pablo.

Barillas cree que las amenazas y el ataque están vinculados con la cobertura que realizó del mitin político celebrado por Ríos Montt el 14 de junio en Rabinal.

3. Luis Eduardo de León
El 3 de julio, desconocidos entraron a la fuerza a la casa de de León, periodista que trabaja en la unidad de investigación del diario elPeriódico.

De León manifestó al CPJ que los desconocidos rompieron la puerta del porche y la puerta principal de la casa. Los sujetos se llevaron la computadora y varios disquetes con información de una investigación de actos de corrupción oficial. Los desconocidos también se apropiaron de documentos pertenecientes a la esposa de León, quien había trabajado varios años en la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHA), y de una grabadora y equipo de sonido, pero dejaron artículos valiosos tales como efectos electrodomésticos, joyas de plata y efectivo.

El periodista cree que el robo está relacionado con su labor periodística.



Publicado

Le gusta este artículo? Apoye nuestro trabajo