Go »

Informes


El Índice Global de Impunidad 2014 del CPJ se enfoca en países donde los periodistas son asesinados y los responsables quedan libres

Periodistas protestan en el primer aniversario del asesinato de la periodista Regina Martínez Pérez. Los ataques contra la prensa son tan comunes que las autoridades mexicanas aprobaron una ley que dio mayor jurisdicción a las autoridades federales para enjuiciar crímenes contra periodistas. (AP / Felix Marquez)

Por segundo año consecutivo, Turquía encabezó la lista de países con mayor número de periodistas presos, seguida de cerca por Irán y China. La cifra de periodistas encarcelados a escala mundial disminuyó en comparación con el año pasado, pero se ubicó cerca de los máximos niveles históricos registrados. Un informe especial del CPJ elaborado por Elana Beiser

 

Periodistas turcos protestan en defensa de sus derechos en Estambul el 5 de noviembre de 2013. Los manifestantes caminaron a un ritmo de un paso por minuto para subrayar la lentitud de la justicia en Turquía. (AFP/Ozan Kose)

Investigaciones sobre filtraciones y vigilancia en Estados Unidos post 11-s

El Presidente de Estados Unidos Barack Obama llegó al gobierno prometiendo transparencia, pero no ha cumplido con su palabra. Periodistas y activistas en defensa de la transparencia afirman que la Casa Blanca limita la divulgación de información y despliega a sus propios medios para evadir el escrutinio de la prensa. El agresivo procesamiento de informantes de material clasificado y una vigilancia electrónica generalizada está disuadiendo a las fuentes gubernamentales de hablar con los periodistas. Un informe especial del CPJ por Leonard Downie Jr. con investigación de Sara Rafsky.

Barack Obama abandona una conferencia de prensa en el Salón Este de la Casa Blanca el 9 de agosto.(AFP/Saul Loeb)

La violencia obliga a los periodistas somalíes y sirios a marcharse al exilio; se intensifica la represión en Irán

Durante los últimos 12 meses, 55 periodistas huyeron de sus hogares con la ayuda del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés). La razón más común para marcharse al exilio fue la amenaza de violencia, como por ejemplo en Somalia y en Siria, dos de las naciones con mayores índices de violencia contra la prensa en todo el mundo. Otros periodistas huyeron ante la amenaza de cárcel, particularmente en Irán, donde el gobierno intensificó la represión en el período previo a las elecciones. Un informe especial del CPJ por Nicole Schilit

Ciudadanos sirios se resguardan en un campo de refugiados cerca de la frontera con Turquía. (Reuters/Muhammad Qadour/Shaam News Network)

El Índice de Impunidad del CPJ en 2013 destaca los países donde los periodistas son asesinados y los responsables quedan libres

La policía patrulla una calle en Nuevo Laredo (AFP/ Alfredo Estrella)

La violencia en Siria contribuyó al significativo aumento en el número de periodistas caídos en el ejercicio de la profesión en 2012, al igual que varios asesinatos en Somalia. Entre los caídos se encuentra una proporción récord de periodistas que trabajan en Internet. Un informe especial del CPJ

Un periodista esquiva disparos de armas de fuego en la ciudad de Alepo, en Siria. (AFP/Tauseef Mustafa)

En la intensa batalla entre el gobierno de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y los medios de comunicación críticos, como los pertenecientes al Grupo Clarín, la credibilidad del periodismo está en juego. Los ciudadanos argentinos están siendo privados de fuentes informativas objetivas sobre cuestiones políticas y económicas de vital importancia para el país. Un informe especial del CPJ por Sara Rafsky

Diarios, incluyendo a Clarín, anuncian la elección de la Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner en Buenos Aires, el 29 de octubre de 2007. (Reuters/Alvarado)

Durante más de una década en el poder, el Presidente Hugo Chávez Frías ha supervisado la transformación de casi todos los aspectos de la sociedad venezolana, incluyendo los medios de comunicación. Cuando Chávez asumió por primera vez la presidencia en 1999, contó con el apoyo de los medios privados establecidos. Pero la relación pronto se deterioró y en abril de 2002 fue derrocado por un breve período en un golpe de estado que el presidente alega haberse llevado a cabo con el respaldo de algunos conocidos propietarios de medios. En la actualidad, muchos de los medios más críticos ya no están más o se han llamado al silencio, y una vasta presencia de medios del estado se hace eco de las posiciones del gobierno. Por Joel Simon

Hugo Chávez en un acto de campaña en Maracay, Venezuela, el 1 de julio. (AP / Ariana Cubillos)

El gobierno de Chávez ha utilizado una variedad de leyes, amenazas y medidas regulatorias para debilitar, de manera gradual, a la prensa independiente mientras erigía un imperio mediático estatal, provocando un cambio profundo del anterior panorama de medios. Un resultado: Temas cruciales no están recibiendo cobertura informativa en un año electoral. Un informe especial del CPJ por Monica Campbell

Hugo Chávez en una conferencia de prensa en diciembre de 2011. (AP / Ariana Cubillos)

Muchos medios del estado en América Latina son utilizados para propaganda política, pero el gobierno venezolano ha construido una supremacía mediática sin precedentes que emplea para acatar a los críticos, periodistas independientes y ocultar temas como el crimen y la inflación. Por Carlos Lauría

Los medios estatales acusaron a Ultimas Noticias de utilizar este crucigrama en un complot para asesinar al hermano de Hugo Chávez. (Reuters/Ultimas Noticias)
  Go »


Tamaño del texto
A   A   A
CONTACTO

Américas

Coordinador senior del Programa:
Carlos Lauría

Investigador Asociado:
Sara Rafsky

clauria@cpj.org
SRafsky@cpj.org

Teléfonos: 212-465-1004
Internos 120, 146
Fax: 212-465-9568

330 7ma Avenida, Piso 11
Nueva York, NY, 10001 Estados Unidos

Categorías recientes