Noticias   |   Colombia

Autoridades revelan plan para asesinar a periodista colombiano

También está disponible en English, Português

Bogotá, 15 de mayo de 2013--Las autoridades colombianas deben enjuiciar a todos los responsables de un supuesto complot para asesinar a un periodista y dos analistas políticos que habían investigado vínculos entre políticos locales y el crimen organizado, afirmó hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Andrés Villamizar, director de la Unidad Nacional de Protección que supervisa la seguridad para colombianos que han sido amenazados, afirmó a periodistas el martes que un asesino había sido contratado y pagado para matar a Gonzalo Guillén, reportero de investigación independiente que ha producido documentales y ha trabajado para el diario El Nuevo Herald de Miami. Dos analistas políticos, León Valencia y Ariel Ávila, que trabajan para La Fundación Paz y Reconciliación, también fueron indicados como blancos en el complot, según informes de prensa. Valencia también es columnista de la revista Semana.

Las autoridades identificaron el martes al presunto asesino, quien se encuentra prófugo, según informes de prensa. Villamizar indicó a periodistas que el sospechoso había viajado a Bogotá para cometer el crimen. Señaló que Guillén, Valencia y Ávila están recibiendo protección del gobierno.

Valencia indicó al CPJ que el complot habría estado relacionado a una investigación de 2011 que él y Ávila habían realizado para el Ministerio del Interior, que vinculaba a unos 130 candidatos para gobernadores y alcaldes en el norte de Colombia con la guerrilla de izquierda, narcotraficantes y otros grupos criminales. Valencia también afirmó que Guillén había investigado el mismo tema para un documental.

En el pasado, investigaciones periodísticas sobre vínculos entre políticos y el crimen organizado han resultado en acusaciones penales, que posiblemente provocan amenazas, según indicó Villamizar.  "En la medida que esas denuncias salen a flote se genera mayor ruido de amenazas y es el precio que debemos pagar los colombianos", afirmó a El Espectador.

"Condenamos enérgicamente la conspiración para asesinar a Gonzalo Guillén, León Valencia y Ariel Ávila, que se produce en un contexto de violencia y amenazas crecientes contra periodistas colombianos en las últimas semanas", afirmó desde Nueva York Carlos Lauría, coordinador senior para el programa de las Américas del CPJ. "Las autoridades deben avanzar con esta investigación hasta que todos los responsables sean enjuiciados".

Las amenazas se registraron en un periodo difícil para los periodistas colombianos. El 5 de mayo, ocho reporteros del interior que informan sobre la restitución de tierras por parte del gobierno fueron amenazados por un grupo que les dio 24 horas para abandonar la ciudad norteña de Valledupar. Ricardo Calderón, quien conduce la unidad de investigación de la revista Semana, escapó por poco de un intento de asesinato el 1 de mayo, según informes de prensa.

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo