Noticias   |   México

Alertan a periodistas estadounidenses que trabajan en la frontera con México

Nueva York, 13 de Julio del 2007—Un periodista del San Antonio Express- News ha sido temporalmente trasladado de su lugar de trabajo en la ciudad fronteriza de Laredo luego que una fuente de fuerzas de seguridad estadounidense advirtiera que un periodista estadounidense no identificado figura como presunto blanco en una lista de una organización criminal mexicana, señaló hoy el editor del diario. La Asociación de Corresponsales Extranjeros en México también envió un aviso de alerta a los periodistas que trabajan en la frontera entre México y Estados Unidos para que asuman precauciones en su trabajo.

El editor del Express-News, Robert Rivard, afirmó al CPJ que Mariano Castillo, el corresponsal del diario en Laredo, había abandonado la ciudad fronteriza como precaución. Rivard indicó que el diario había recibido información que el grupo criminal conocido como Zetas había incluido a un periodista estadounidense en una lista de personas a eliminar. Rivard sostuvo que la información de la fuente no era una advertencia oficial; la información no incluyó el nombre del periodista.

"No sabemos si el informe es creíble, pero queremos ser cautos y mantendremos a Castillo lejos de la frontera hasta obtener más información", dijo Rivard. Los Zetas formar parte del brazo armado del cartel del Golfo. El grupo se originó a fines de los '90 cuando el cartel del Golfo comenzó a reclutar desertores del ejército mexicano.

También hoy, la Asociación de Corresponsales Extranjeros envió una nota de alerta para advertir a los periodistas que tienen planes para viajar a la ciudad mexicana de Nuevo Laredo a ser "extremadamente cuidadosos y conscientes de los riesgos", especialmente aquellos que trabajan en noticias relacionadas con el narcotráfico. "Tenemos información de fuentes muy confiables sobre la posibilidad de que cualquier corresponsal de Estados Unidos o de otro país en la zona fronteriza podría ser victima de un atentado por parte de asesinos contratados por el cartel local," señaló un comunicado de la asociación.

Bob Mong, editor del diario The Dallas Morning News, delcaró que toma las amenazas muy en serio.El editor indicó que el Dallas Morning News no revela los planes de sus reporteros pero aseguró que no cambiaría su cobertura de la región fronteriza. "Continuaremos informando sobre temas importantes en esta región. Nuestros lectores lo esperan, y quieren y necesitan ese tipo de información. Este tipo de barbarie simplemente no puede afectar la libertad de prensa", añadió Mong.

La embajada estadounidense en Ciudad de México reaccionó ante los informes. "Las amenazas contra periodistas, en un intento de intimidarlos para que no informen la verdad, deben ser condenadas por todos nosotros, quienes entendemos el papel importante de una prensa libre en una sociedad democrática", declaró Antonio Garza, embajador de Estados Unidos en México en un comunicado emitido hoy. "Trabajaremos con autoridades en los Estados Unidos y en México con el fin de que se haga todo cuanto sea posible para garantizar la seguridad de los periodistas estadounidenses que realizan su trabajo en ambos lados de nuestra frontera común".

Periodistas mexicanos que trabajan en la frontera deben enfrentarse a amenazas y ataques violentos a diario, lo cual ha dado lugar a una autocensura generalizada. En una reunión reciente con el embajador mexicano ante los Estados Unidos, Arturo Sarukhan, el CPJ instó al gobierno federal a tomar medidas de inmediato para garantizar la seguridad de la prensa.

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo