Noticias   |   Cuba

El CPJ preocupado por informes de maltrato de periodistas

Nueva York, 6 de abril del 2006—El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) está preocupado por informes según los cuales un periodista independiente encarcelado ha sido golpeado, a otro le han negado tratamiento médico en la cárcel y a una tercera la han amenazado con prisión si continúa escribiendo.

El 28 de marzo, un guardia lanzó al periodista independiente Normando Hernández González escaleras abajo, indicó al CPJ Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos. Luego, otros guardias arrastraron a Hernández por un corredor y lo encerraron en una celda durante siete horas, según denunció González Leiva tras hablar con el periodista preso por teléfono el 29 de marzo.

González Leiva señaló que anteriormente los guardias le han torcido los brazos a Hernández y le han pegado en las plantas de los pies con una tabla de madera. Las golpizas ocurrieron después de que Hernández reclamara atención médica, se rehusara a pararse en fila y protestara por estar encarcelado con criminales comunes, explicó González Leiva.

Hernández, del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, fue sentenciado a 25 años de prisión en marzo del 2003. Está cumpliendo su sentencia en la prisión Kilo 5½ en Pinar del Río a 700 kilómetros de su casa en Camagüey. Su salud se ha deteriorado desde su detención, indicó González Leiva.

Al periodista independiente Oscar Mario González, quien ha estado detenido sin cargos desde julio del 2005, le ha sido negado tratamiento médico para su gastritis crónica y tensión arterial alta, denunció al CPJ su esposa Mirta Wong. El 18 de enero González fue trasladado de las oficinas centrales del Departamento Técnico de Investigaciones a la prisión 1580 en La Habana. Desde entonces, no ha sido examinado por un médico ni ha recibido medicinas, señaló Wong. La mujer dijo que le han prohibido entregarle medicamentos a su esposo. Los oficiales de la cárcel indican que González no puede ser atendido hasta que ellos hayan recibido un certificado con su historia judicial y médica. Según Wong, las autoridades le explicaron que el certificado estaba extraviado.

González trabajaba para la agencia de noticias Grupo de Trabajo Decoro, a cuya directora, Ana Leonor Díaz Chamizo, detuvieron dos policías vestidos de civil el 25 de marzo, por supuestas una supuesta infracción de tránsito. Díaz indicó al CPJ que fue escoltada hasta una estación de policía en La Habana donde la mantuvieron en un cuarto desocupado durante casi tres horas. Dos agentes de la Seguridad del Estado la cuestionaron más tarde y amenazaron con enviarla a la cárcel si no deja de informar sobre periodistas independientes.

“Estamos muy preocupados por el tratamiento de estos dos periodistas presos”, declaró la Directora Ejecutiva del CPJ, Ann Cooper. “Instamos las autoridades cubanas a liberar a los 24 periodistas actualmente encarcelados y a detener persecución de todos los periodistas”.


Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo