Sospechan de paramilitares en asesinato de propietario de radioemisora



Bogotá, 1 de julio de 2002 ---
El propietario de una radioemisora, quien recientemente alertó al público acerca de la presencia de paramilitares en la región, fue asesinado a balazos al noreste de Colombia.

Efraín Varela Noriega, propietario de Radio Meridiano-70, conducía de regreso a casa luego de un acto de graduación en una universidad del departamento del Arauca, la tarde del 28 de junio, cuando unos pistoleros lo bajaron de su auto y le dispararon a la cara y el pecho, según el coronel Jorge Caro, comandante interino de la policía de Arauca.


Varela era presentador de dos polémicos programas de noticias y opinión de la radioemisora en la ciudad de Arauca, y criticaba a todas las partes beligerantes del conflicto civil colombiano, que ya dura 38 años.

«Criticaba a todos», comentó José Gutiérrez, quien presentaba junto a Varela un programa vespertino llamado «Hablemos de política». «Nadie se salvaba».

Gutiérrez declaró que menos de una semana antes del asesinato, Varela les dijo a los oyentes durante su noticiero matutino que los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) habían llegado a Arauca y estaban patrullando las calles de la ciudad, localizada en la frontera con Venezuela.

La tensión se ha venido acumulando en este departamento, rico en petróleo, desde principios de junio cuando las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzaron a amenazar de muerte a los funcionarios públicos de la región que se negaran a renunciar a sus cargos.

Los rebeldes se disputan con el ejército paramilitar el control sobre territorios lucrativos, no sólo en Arauca, sino también en todo el país.

Hace tres años, el nombre de Varela figuró en una lista de personas a quienes el ejército paramilitar había declarado objetivo militar, precisó Caro, el comandante interino de la policía, quien añadió que las autoridades estaban investigando rumores de que las AUC habían sido responsables del asesinato. Caro, asiduo oyente de la radioemisora, señaló que Varela parecía guardar las críticas más fuertes para los paramilitares.

Los intentos por obtener declaraciones de parte de los funcionarios de la Fiscalía de Arauca encargados de investigar el caso el 1 de julio fueron infructuosos, por haber sido día feriado en Colombia.

Varela, quien tenía alrededor de 50 años, también era secretario y ex presidente de una comisión de paz departamental, indicó Evelyn Varela, su hija de 28 años y gerente de la emisora.

En los últimos meses, Varela había comenzado a advertirle a su hija única que su vida podía estar en riesgo. «Nos preparó para lo peor», declaró su hija.







FIN

1 de Julio 2002 12:00 PM ET |

Tamaño del texto
A   A   A
Herramientas

   

Imprimir Imprimir

Compartir Compartir