Noticias   |   Venezuela

Periodistas siguen en riesgo

Nueva York, 17 de abril de 2002 --- Luego del fallido golpe de estado de la semana pasada contra el presidente venezolano Hugo Chávez Frías, partidarios de Chávez hostigaron a varios medios de comunicación, según conoció el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

El jueves, poco antes de ser derrocado, Chávez había acusado a los medios de radio y televisión locales de conspirar contra su gobierno.


Alrededor de las 7 p.m. del sábado 13 de abril, cuando el presidente Chávez todavía se encontraba bajo custodia de los militares que por poco tiempo lo obligaron a abandonar el cargo, sus partidarios rodearon las oficinas de los canales privados de televisión Radio Caracas Televisión, Globovisión y Venevisión.

En Radio Caracas Televisión los manifestantes rompieron vidrios a pedradas mientras le gritaban insultos al personal del canal. Alrededor de la 1 a.m., el canal evacuó a la mayoría del personal, según versiones de la prensa local.

Minutos antes esa misma noche, mientras los manifestantes pro Chávez clamaban por el regreso del mandatario al poder, los seguidores de Chávez en el gobierno obligaron a Radio Caracas Televisión a transmitir en cadena noticias de Venezolana de Televisión, el canal estatal.

El domingo 14 de abril, la mayoría de los diarios caraqueños, entre ellos los diarios de tirada nacional El Nacional y El Universal, no salieron publicados, supuestamente porque temían ser atacados por partidarios de Chávez. Tanto El Nacional como El Universal habían evacuado a la mayoría del personal el sábado.

El lunes, Sergio Dahbar, editor adjunto de El Nacional, declaró al El Universal que sujetos motorizados no identificados habían efectuado disparos al aire cerca de las oficinas del periódico. Mientras tanto, durante el golpe, la Constitución fue suspendida y la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia, entre otras instituciones del Estado, fueron disueltos.

«Seguimos sumamente preocupados por la seguridad de los periodistas venezolanos», señaló Ann Cooper, directora ejecutiva del CPJ. «En los últimos días, los periodistas han hecho frente a actos de hostigamiento y agresión, así como a la suspensión de todas las garantías constitucionales para la libertad de prensa por parte de los líderes golpistas».

Ambiente politizado
Según despachos de la prensa extranjera, varios ejecutivos de los medios se reunieron el sábado con Pedro Carmona, jefe de la asociación empresarial venezolana Fedecámaras, quien fue colocado en la presidencia por los líderes del golpe.

Los canales privados de televisión dieron escasa cobertura informativa a las manifestaciones a favor de Chávez el fin de semana pasado. Los venezolanos tuvieron que depender de CNN y canales colombianos y españoles para obtener noticias sobre las manifestaciones.

Algunos periodistas han afirmado que los ejecutivos de los medios privados, quienes por lo general han sido opositores acérrimos del presidente, dieron órdenes a los reporteros de no cubrir las manifestaciones a favor de Chávez, y algunos periodistas han presentado su renuncia en protesta, según versiones locales.

Los canales de televisión privados alegan que no podían cubrir las noticias por miedo a que el personal o las oficinas de los canales fueran atacados por los partidarios de Chávez, quienes habían asediado varios medios de comunicación a principios de año.

En la actualidad muchos periodistas venezolanos evitan llevar credenciales de prensa y reportar desde las calles, y algunos de los que llegaron a cubrir los disturbios fueron blanco de los partidarios de Chávez, según versiones locales. Varios periodistas dejaron sus trabajos alegando hostigamiento por parte de los seguidores de Chávez.

La semana pasada, el periodista venezolano Jorge Tortoza murió tras recibir un disparo en la cabeza mientras daba cobertura informativa a los violentos enfrentamientos que tenían lugar en Caracas.

Chávez y la prensa
La relación entre el presidente y los medios ha sido antagónica desde hace mucho. Chávez y sus seguidores acusan a la prensa venezolana de distorsionar los hechos y ocultar los logros del gobierno de Chávez. El presidente a menudo ha criticado en duros términos a los medios por su presunta falta de objetividad. Sus seguidores han hostigado y en ocasiones agredido a los equipos de noticias.

Actualmente todos los canales de televisión han vuelto a salir al aire, los periódicos están circulando y Chávez ha tomado una posición conciliatoria hacia los medios. En una conferencia de prensa llevada a cabo el lunes 15 de abril, el presidente admitió que su gobierno había abusado de las cadenas nacionales de radio y televisión al interrumpir reiteradamente la programación televisiva a principios de la semana pasada.

Chávez también reconoció que había sido un error señalar en sus cadenas a personas por haberlo criticado. En numerosas oportunidades Chávez se ha referido directamente a periodistas y propietarios de los medios de comunicación durante las cadenas.


FIN

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo